Durante el II Encuentro organizado por la Asociación de Acceso Justo al Medicamento (AAJM), para abordar la creación de la Agencia Estatal de Salud Pública, expertos en Salud Pública han opinado sobre su futuro. En concreto, sobre si, a la luz de la estructura política y competencial del Estado Español será operativo una Agencia Estatal de Salud Pública. Preocupa especialmente la independencia de la misma.

Fernando Lamata, presidente de honor de la AAJM, moderador del debate, explicaba que, aunque la Agencia Estatal de Salud Pública “llega tarde”, para la AAJM, la propuesta en general “es un acierto”. Sin embargo, tiene aspectos mejorables que deberían ser debatidos en el sector socio-sanitario”.  Por ejemplo, en qué medida podrá ejercer estas competencias, si será con o a través de las CC. AA. ; los recursos, ubicación y que centros nacionales o instituciones actuales debe integrar, entre otras cuestiones.

Garantizar la independencia de la Agencia

Para Ildefonso Hernández Aguado, la Agencia Estatal de Salud Pública (AESAP) “puede ser una contribución decisiva”, En concreto, para garantizar la seguridad sanitaria; la sostenibilidad del sistema de salud y para lograr la implantación de las políticas e intervenciones de salud pública imprescindibles”.

En su opinión, la Ley de la AESAP debe disponer de “mecanismos que favorezcan el buen gobierno. Todo ello, a fin de garantizar el adecuado funcionamiento de la agencia en el contexto en la que las CC. AA. tienen un papel determinante en la ejecución de políticas y programas. Esto supone que hay diversas organizaciones de carácter heterogéneo (centros de investigación, sociedades científicas, etc.) que deben contribuir a mejorar las capacidades científicas y técnicas del conjunto del sistema a través de la AESAP. Sin embargo, para que esto posible es necesario garantizar la independencia de la Agencia y que esta funcione en red, “o será un paso en falso”, concluía el experto.  No obstante, algunos de los expertos ponían en duda el papel meramente asesor que puede desempeñar la misma.