Infecciones respiratorias en la primera infancia pueden ser un factor de riesgo potencial para el desarrollo de diabetes mellitus tipo 1 (DM1), según un estudio publicado por JAMA Pediatrics. La incidencia de la diabetes tipo 1 está aumentando en todo el mundo, aunque su etiología no se entiende bien y las infecciones se han discutido como un importante determinante del medio ambiente, según el fondo de estudio.

Andreas Beyerlein, del Instituto de Investigación de la Diabetes, en Munich, Alemania, y sus colegas trataron de determinar si la exposición temprana a corto plazo o acumulativa a episodios de infección y fiebre durante los tres primeros años de vida se asociaron con el inicio de la autoinmunidad persistente de islotes (desarrollo de anticuerpos contra las células de los islotes del páncreas) en los niños con mayor riesgo de diabetes tipo 1.

"Nuestro estudio identificó infecciones respiratorias en la primera infancia, especialmente en el primer año de vida, como un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes tipo 1. También encontró alguna evidencia de efectos a corto plazo de los eventos infecciosos en el desarrollo de la autoinmunidad, mientras que solo la exposición acumulativa no parecía ser la causa", señalan los autores.

Estudio con casi 150 niños

El estudio incluyó a 148 niños con alto riesgo de diabetes tipo 1 con 1.245 eventos infecciosos documentados durante 90.750 días por persona durante sus tres primeros años de vida. Según los resultados, una mayor proporción de riesgo (HR) de seroconversión de autoanticuerpos en los islotes se asoció con infecciones respiratorias durante los primeros seis meses de vida (HR = 2,27) y de 6 a casi 12 meses (HR = 1,32).

Durante el segundo año de vida, no se detectaron asociaciones significativas para ninguna categoría infecciosa. Un mayor número de infecciones respiratorias en los seis meses anteriores a seroconversión de anticuerpo en  islote también se asoció con un aumento de la HR (1,42).