Este lunes ha sido presentado en la Escuela Nacional de Sanidad de Madrid la decimotercera edición del Informe SESPAS 2018, dedicado a la salud comunitaria y administración local y estructurado en tres grandes bloques: “quién”, “cómo” y “qué”. En el primero, según explica uno de sus editores, Vicente Gea, se describen los agentes principales que trabajan en la salud comunitaria -comunidad, sistema sanitario y administración local-, cómo ha evolucionado su relación e implicación con la salud, qué conceptos se manejan, su situación actual y los retos futuros. Por su parte, el “cómo” recoge aportaciones metodológicas orientadas a la implementación práctica de las intervenciones comunitarias -herramientas para promover la participación, creación de redes de actividades, etc., y el “qué” se centra en determinadas experiencias sobre ciertos aspectos de la salud comunitaria en el ámbito local, en la formación, el urbanismo, el género, los barrios o las universidades saludables.

El Informe ha sido realizado de forma altruista por un equipo de profesionales experimentados en el ámbito de la salud comunitaria y de la salud pública. En su redacción han trabajado 49 autoras y 40 autores, y su revisión la han llevado a cabo 32 especialistas siguiendo el proceso de revisión por pares. Consta de 18 artículos, 13 de posicionamiento, cinco diálogos y una nota editorial, y en él han participado 11 Comunidades Autónomas y cinco países, además del nuestro. El patrocinio ha corrido a cargo de laboratorios Merck, y ha sido publicado en la página web de SESPAS y en Gaceta Sanitaria, revista científica de la Sociedad.

Pertinencia

La pertinencia del Informe SESPAS tiene que ver, en palabras de Andreu Segura, miembro del Comité editorial de la revista, con una serie de factores y circunstancias como los cambios experimentados por la sociedad, el incremento de las desigualdades sociales o la adaptación de las políticas públicas a los retos de la salud de la comunidad. También, con los nuevos modelos de acción comunitaria en salud y con la necesaria mirada comunitaria desde la consulta, la acción con grupos o el abordaje de la salud colectiva en barrios y pueblos.

Limitaciones

Según ha reconocido otro de los miembros del Comité editorial, Mariano Hernán, la monografía presenta ciertas limitaciones, básicamente ligadas al aspecto temático. “Cuestiones como la salud de la infancia y la adolescencia o la salud emocional y mental se han abordado de forma colateral, y otros temas, como los relacionados con el envejecimiento activo o la importancia del entorno físico, son un reto relevante para seguir trabajando”. Sin embargo, para el equipo ha supuesto “un estímulo” tanto la publicación del documento como el reto subsiguiente al análisis crítico del enfoque de la promoción de la salud comunitaria que aporta el Informe a todo lo que tiene que ver con la ideología política de la acción comunitaria en salud, y toda la reformulación, o con las aproximaciones que se incluyen ligadas al ámbito local y a la salud comunitaria.

El manuscrito constituye una contribución a la Alianza de Salud Comunitaria, plataforma intersectorial de entidades constituida en 2013 para promover la cooperación en la promoción colectiva de la salud comunitaria, y de la que SESPAS forma parte.

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) es una entidad legal formada por sociedades profesionales, cuya misión es contribuir a la mejora de la salud y de los servicios de atención sanitaria de la población en nuestro país. En total cuenta con 3.600 profesionales de 12 sociedades federadas.