La inmunoterapia después de la cirugía reduce el riesgo de recaída en pacientes con melanoma de alto riesgo, según los resultados de un ensayo clínico realizado por la SWOG Cancer Research Network y que va a ser presentado en la Reunión Anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés).

En concreto, los pacientes con melanoma de alto riesgo que recibieron un ciclo de pembrolizumab después de la cirugía tuvieron más tiempo antes de que la enfermedad reapareciera que los pacientes que recibieron ipilimumab o interferón en dosis altas después de la cirugía.

Los investigadores también midieron la supervivencia general y no encontraron diferencias estadísticamente significativas en las tasas de supervivencia general entre los dos grupos de pacientes tres años y medio después del último paciente inscrito en el ensayo. Sin embargo, encontraron que los pacientes que tomaban pembrolizumab tenían menos efectos secundarios graves que los tratados con dosis altas de tratamientos de atención estándar.

Uso en el melanoma resecado de alto riesgo

“La ventaja de supervivencia sin recurrencia y el perfil de seguridad mejorado sobre el estándar de atención anterior hacen que esta terapia sea un estándar continuo para el tratamiento de pacientes con melanoma resecado de alto riesgo“, han detallado los investigadores.

El análisis de supervivencia general se realizó en un punto de tiempo predefinido con solo aproximadamente el 50 por ciento de los eventos necesarios para un análisis completo. Por ello, los expertos sospechan que el uso efectivo del bloqueo de PD-1 y otras terapias mejoradas para la enfermedad en estadio IV mejoraron los resultados de los pacientes con recaída en el brazo de control, de modo que la supervivencia general no fue diferente entre los dos grupos.

Grossmann agregó que los datos adicionales que se obtendrán de este ensayo incluirán estudios para evaluar los predictores previos al tratamiento de si es probable que los pacientes se beneficien del tratamiento y los estudios de calidad de vida para comprender mejor el impacto de la recaída en pacientes con melanoma resecable de alto riesgo.

Menores efectos secundarios con pembrolizumab

El pembrolizumab, un fármaco de inmunoterapia conocido como inhibidor de PD-1, fue elegido para el ensayo debido a su toxicidad comparativamente baja y su actividad en la enfermedad metastásica. Desde entonces, otro ensayo también ha demostrado un beneficio de supervivencia sin recurrencia para el fármaco en comparación con un placebo.

Dosis altas, con tratamientos de atención estándar para estos pacientes al comienzo del estudio, a menudo conllevan efectos secundarios graves. Como esperaban los investigadores del S1404, la toxicidad fue menor en los pacientes del grupo de pembrolizumab.

Entre los pacientes que tomaban interferón en dosis altas, aproximadamente el 72 por ciento tuvo efectos secundarios graves (eventos adversos de grado 3 o superior). La tasa de tales efectos secundarios fue de aproximadamente el 58 por ciento para los que recibieron tratamientos estándar, pero fue solo del 32 por ciento para los pacientes que recibieron pembrolizumab.