Las  filtraciones en la OPE de Osakidetza, que han obligado a repetir los pruebas en tres categorías: Anestesia y los dos ejercicios de Angiología Cirugía Vascular, está provocando un auténtico aluvión de críticas al consejero Jon Darpón, que se ha visto obligado a comparecer en el Parlamento Vasco el próximo jueves a instancias de los grupos de la oposición. Estos le exigen información y transparencia sobre los resultados del informe realizado por un experto independiente sobre lo ocurrido en la OPE, ya que las “irregularidades” han provocado gran alarma social entre los aspirantes a una plaza de esta oferta pública 2016-2017.

En este sentido, EH Bildu ha puesto sobre la mesa la necesidad de dar el visto bueno a una ley que establezca los criterios básicos de las Ofertas Públicas de Empleo (OPE) de las Administraciones de la Comunidad Autónoma Vasca (CAV) y que las necesidades del personal de Osakidetza se fijen con carácter plurianual, de tal forma que las OPE de este Ente autónomo se produzcan cada cuatro años, en lugar de cada uno o dos años. La formación plantea estas iniciativas con el fin de evitar que se repitan las supuestas irregularidades en la OPE del Servicio Vasco de Salud (SVS).

Para ello, Rebeka Ubera, parlamentaria de la coalición vasca, ha hecho público un catálogo de medidas para cambiar el modelo de oposiciones y la política de personal de Osakidetza, que se ha visto cuestionada ante las denuncias presentadas por facultativos y sindicatos en la última macroOPE del Servicio Vasco de Salud.

Considera que es preciso variar el actual sistema de oposiciones para que no vuelvan a repetirse las irregularidades que están siendo investigadas por la Justicia y que, tal y como adelantó EL MÉDICO INTERACTIVO, han llevado a Osakidetza a repetir los exámenes de tres categorías médicas

Ubera sostiene que es  “imprescindible”, ante la alarma social generada, investigar y “llegar hasta el final” para aclarar lo sucedido, al tiempo que hace hincapié en la necesidad de aclarar las posibles responsabilidades, aunque -añade- que si no se ataja el problema de fondo “estas situaciones podrían volver a suceder en el futuro”.

Experiencia y formación

Para EH Bildu, el nuevo modelo de OPE en Osakidetza pasa por unificar en un solo examen la parte teórica y práctica, dar más peso a la experiencia y formación, y aprobar una ley que “dé cobertura” a las oposiciones y garantice su transparencia e igualdad de oportunidades.

Al margen de la prueba “estándar” realizada según los mismos criterios en todas las categorías, EH Bildu propone que el Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP) prepare las pruebas junto con distintos expertos, cuyos datos se comunicarán al Ararteko a modo de “prevención” en caso de que surjan sospechas de irregularidades.

Además, antes de que se celebre el examen se pedirá a la UPV una “valoración psicométrica” para comprobar que “está bien hecho, es decir, que se ha confeccionado con los mismos criterios y el mismo grado de dificultad” en todas las categorías.

EH Bildu propone no dar tanta importancia al examen a la hora de puntuar y valorar más la experiencia y el itinerario formativo, y además emplaza a Osakidetza a prever sus necesidades de personal en ciclos de 4 años y agrupar las oposiciones en una sola OPE en ese periodo.

A juicio de Ubera, opinión compartida por parte de los partidos políticos vascos “no puede haber una OPE cada año o cada dos, con lo que supone prepararlas tanto de recursos personales como económicos”. Por lo que considera que convocar una OPE cada cuatro años obligará a “mejorar la gestión de las listas, las bolsas de trabajo, el acceso a Osakidetza, el concurso de traslados y la política de contratación”.

ELA pide que se suspenda “todo el proceso selectivo”

Por su parte, el sindicato mayoritario, ELA-STV ha criticado con dureza que desde Osakidetza exclusivamente se limiten a ordenar la repetición de las pruebas bajo sospecha. La central hace especial hincapié en que se suspenda “todo el proceso selectivo”, ya que, a su entender, todo lo ocurrido “no ha sido un fenómeno aislado, sino una muestra más de un sistema corrupto” a cuyo frente “están varios jefes de servicio con cobertura de la Dirección de Osakidetza”.

En este sentido, la organización sindical mayoritaria en el País Vasco pide al lehendakari, Iñigo Urkullu, que “depure responsabilidades, tanto políticas como legales”, y proteja a los trabajadores “que han tenido la valentía de denunciar lo que estaban viendo y que ahora están siendo criminalizados”, sentencian desde ELA-STV.