El Govern, los Consells Insulares y el Ayuntamiento de Palma destinarán 24.120 euros a quince entidades para fomentar la inserción social de las personas con discapacidad y necesidad de apoyo en el marco de un convenio de colaboración para “unificar esfuerzos y aglutinar estrategias” en este objetivo. Tras la firma del acuerdo, la consellera de Trabajo y Turismo, Joana Barceló, ha detallado que el SOIB, el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales y el Ayuntamiento de Palma aportarán cada uno 6.242 euros, mientras que el Consell Insular de Ibiza destinará 3.235 euros y el Consell de Menorca 2.157 euros. Barceló ha recordado que el trabajo es uno de los factores “primordiales” que posibilita a las personas una plena normalización social, por lo que ha subrayado que la unificación de esfuerzos de todas las entidades que trabajan para la inserción laboral de personas con discapacidad y necesidades de apoyo es “fundamental para conseguir su plena integración sociolaboral”.