La insulina glargina biosimilar está indicada en el tratamiento de diabetes mellitus en adultos, adolescentes y niños a partir de los 2 años. Debe administrarse por vía subcutánea una vez al día a cualquier hora, pero todos los días a la misma hora.

La pauta posológica se debe ajustar de manera individual. En personas con diabetes tipo 1 el tratamiento con análogos de la insulina se asocia con bajo riesgo de hipoglucemia y con menos aumento de peso, además de una HbA1c más baja que las insulinas humanas.

En diabetes tipo 2 se ha comprobado en ensayos clínicos que los análogos basales de acción prolongada disminuyen más el riesgo de hipoglucemia sintomática y nocturna que la insulina NPH, siendo esencial el objetivo de reducir la HbA1c con el menor número de hipoglucemias posible.

Biosimilares

Los biosimilares se definen como un medicamento biológico que se desarrolla con el objetivo de obtener una réplica de un medicamento biológico original. Tienen esencialmente el mismo principio activo, se administra por la misma vía, las mismas dosis y bajo las mismas indicaciones.

En cuanto a la seguridad y las diferencias entre los biosimilares y los medicamentos originales, las insulinas biosimilares son científicamente intercambiables en un determinado paciente y ambas han sido autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento.

Comparación

Los biosimilares de insulina son parecidos aunque no idénticos al original. En el ejercicio de comparabilidad llevado a cabo con insulina glargina biosimilar, se ha demostrado similitud entre los parámetros farmacocinéticos y farmacodinámicos con la insulina de referencia. También ha demostrado lo mismo en el perfil de seguridad.

Los biosimilares tienen la misma potencia y forma de dosificación, y los mismos efectos secundarios potenciales.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Medicina Familiar y Comunitaria Herminio Martin Valles, Elena Navarro de San Andrés, Juan Carlos Benites Marín y Ana Toledo Muñoz, de Alzira, y Juan Antonio Contreras Torres, Alfredo Albalat Miralles, Pascual Costa Broch y Snjezana Bijedic Ralukj, del Centro de Salud de Alcocebre.