La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades  Coronarias (SEMICYUC) celebra a partir del próximo domingo 12 de junio en Sevilla su LVII  Congreso Nacional. Es el primero presencial desde la irrupción de la COVID-19, cuyo impacto en las  Unidades de Cuidados Intensivos es de sobra conocido. Y, precisamente porque se abre una nueva etapa en la atención y el tratamiento del paciente crítico, los intensivistas españoles quieren aprovechar la ocasión para sentar las bases de lo que deben ser los cuidados intensivos en el  escenario post pandemia. Un ‘Liderazgo en un tiempo nuevo’ que, además de ser el lema del  Congreso, marca la senda de lo que debe ser la línea de actuación de la especialidad. 

“La ‘nueva normalidad’ es seguir avanzando en ser cada día mejores. Y lo logramos  implementando programas de formación potentes, efectivos, basados en competencias  profesionales en los que ya estamos volcados. Igualmente, promoviendo un proyecto con clara vocación hospitalista para la creación de sistemas de vigilancia y respuesta rápida de apoyo a las  plantas de hospitalización y Servicios de urgencias. Y también la creación de Unidades de  Cuidados Intermedios que permitan la adecuación asistencial basada en el riesgo del paciente,  lideradas por intensivistas”, explica el Dr. Álvaro Castellanos, presidente de la SEMICYUC. 

El impacto de la pandemia será uno de los ejes del Congreso Nacional. Los intensivistas lo analizarán en diferentes mesas redondas, cada una de ellas enfocada a un área concreta. Así,  está previsto ahondar en los nuevos hábitos de analgosedación y tratamiento del delirium. O cómo ha cambiado el manejo de los pacientes y las relaciones que se deben crear con los  familiares. También habrá espacio para analizar el sistema de coordinación de trasplantes  durante y post pandemia, el triaje de pacientes o el síndrome Post-UCI. 

Adaptación a la nueva situación

“Adaptarnos a la nueva situación es el principal reto de Medicina Intensiva. Recuperar a los  profesionales, tanto médicos como enfermeras y todo el personal de las UCI, de este duro periodo de trabajo físico y emocional, al tiempo que nos preparamos para posibles brotes que  puedan surgir”, explica el Dr. José Garnacho, jefe del servicio de Medicina Intensiva del Hospital  Universitario Virgen Macarena de Sevilla y presidente del Comité Local del congreso. 

El Congreso Nacional quiere establecer las bases del futuro de la especialidad más allá de la  pandemia. Así, los intensivistas pondrán sobre la mesa, entre otros, las oportunidades para avanzar como equipo interprofesional. También las recomendaciones generales de consenso para el  transporte de pacientes en ECMO. O el diseño de las nuevas UCI de cara a la prevención de  errores de medicación. Unas UCI a corto y medio plazo en las que la inteligencia artificial y el  uso de herramientas de big data son cada vez más importantes. La importancia creciente de  estas también será motivo de análisis durante los tres días de encuentro en Sevilla.

“La calidad asistencial y la seguridad son una prioridad absoluta para los intensivistas, al igual que la necesidad de profundizar en la humanización, que ha sido otra de las grandes  enseñanzas de la pandemia. Mejorar la experiencia emocional de nuestros pacientes y sus  familiares es uno de nuestros objetivos prioritarios. También lo es cuidar al profesional,  previniendo y mitigando el desgaste. Todo ellos son objetivos de nuestro programa ‘La UCI te  cuida’, que queremos poner en marcha cuanto antes”, explica el Dr. Castellanos. 

Incentivar la formación

“UCI significa especialmente trabajo en equipo. Es muy importante incentivar la formación tanto individual como colectivo, además de facilitar la conciliación de la vida familiar.  Igualmente, Medicina Intensiva ha sido la gran impulsora desde hace muchos años de la  humanización de la asistencia sanitaria. Empezamos a modificar nuestras normas y formas de  trabajar para facilitar el acceso de los familiares a la UCI y que tanto pacientes como sus  familiares no la percibieran como un lugar frío y hostil. Todos estos aspectos se reflejan en el  programa del Congreso”, añade el Dr. Garnacho. 

El LVII Congreso Nacional de la SEMICYUC tendrá lugar en Sevilla del 12 al 15 de junio en el  Centro de Convenciones del Barceló Sevilla Renacimiento. Se celebra de forma simultánea con  los congresos nacionales de la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP) y la  Sociedad Española de Enfermería Intensiva y Unidades Coronarias (SEEIUC). Esto permitirá  reunir en la capital andaluza a centenares de expertos en el cuidado y atención al paciente  crítico, tanto adulto como pediátrico.