Carmen A.Llamas, Valladolid.- La Unión Sindical de Castilla y León (USCAL) convocó el pasado día 13 de marzo en Valladolid a más de mil interinos de la comunidad para pedir ante el Tribunal Superior de Justicia que desbloquee la aplicación de la normativa y poder así desarrollar los procesos de consolidación de empleo.

La situación parte del año 1993 cuando entró en vigor la Ley de Ordenación del Sistema Sanitario de Castilla y León, que en su Disposición Transitoria IV desarrollaba la convocatoria de un proceso selectivo para el ingreso en las distintas escalas sanitarias. La citada legislación fue recurrida, pero la situación cambió con una sentencia de 1999 del Tribunal Constitucional, que dictaminó a favor de la pretensión del Ejecutivo regional. Sin embargo, según explica el secretario general de USCAL, Javier Salamanca, "la sentencia no se ha podido ejecutar porque el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León mantiene todavía la suspensión cautelar del proceso selectivo".

A consecuencia de todo esto, desde USCAL se reitera que los afectados se encuentran en una situación de "discriminación y precariedad laboral". Tras la concentración se celebró una asamblea en la que se explicó a los asistentes la situación y se recogieron firmas para pedir al TSJ que levante la citada suspensión cautelar del proceso.

USCAL asegura que esta manifestación supone "el inicio de una serie de acciones de protesta ante la dilación indebida, contraria a la Constitución, del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León y la incapacidad de la Junta para desarrollar la transitoria cuarta y firmar un acuerdo de estabilidad del resto de sanitarios que no accedan por este sistema".

La recogida de firmas se seguirá realizando a lo largo de todo el mes de marzo hasta conseguir un número suficiente "para presentarlas ante la sala del TSJ" y después de un plazo razonable "se continuarán las acciones de protesta hasta conseguir que se dé solución a la situación de precariedad de estos profesionales" añade Javier Salamanca.