Tradicionalmente hemos enfocado la respuesta en el seno de organizaciones únicas, a nivel local, regional o nacional, reforzando de este modo las capacidades de cada institución, a nivel individual, así como sus recursos, su logística, la formación de sus profesionales. Este modelo no nos permite, en la práctica, obtener un nivel de eficacia conjunta óptima, ya que cuando nos vemos ante la necesidad de ejecutar las múltiples funciones de respuesta que precisa el incidente, observamos que no estamos adecuadamente entrenados para ello, no conocemos las responsabilidades ni las capacidades del resto de organizaciones y sus profesionales, ni el modo de coordinar eficazmente nuestras intervenciones. Ni siquiera hemos sido formados, como colectivo, para interesarnos por estos aspectos.

La cuestión es que para hacerlo de manera eficaz, necesitamos una estructura global de mando y control, así como elementos de coordinación y cooperación entre las diferentes organizaciones, agencias, y otras partes implicadas, tanto públicas como privadas. Estamos ante situaciones complejas en las que se hace más importante reforzar la capacidad organizativa del conjunto que la respuesta individual. Y para ello debemos conocer cómo nos organizamos los diferentes profesionales, según las múltiples instituciones y entidades implicadas.

En el ámbito de la Protección Civil (conjunto de actuaciones orientadas al estudio y prevención de las situaciones de grave riesgo, catástrofe o calamidad pública, y a la protección y socorro de personas y bienes en los casos en que dichas situaciones se produzcan), tanto a nivel Estatal como de las propias Comunidades Autónomas, se ha venido trabajando en las últimas décadas en la identificación de los riesgos a los que nuestra sociedad está expuesta, a la prevención, a la planificación de las acciones a tomar, a la creación de sistemas de alarma eficaces, y más recientemente en la rehabilitación de los daños producidos, una vez pasado el suceso.

En la actualidad, con cierto nivel de planificación alcanzado, debemos plantearnos cómo vamos a llevar a cabo las acciones planificadas, cuando sea necesario hacerlo. Es el momento de analizar el modo en que nuestros profesionales, en muchos casos “voluntarios”, podrán llevar a cabo las tareas asignadas de manera ordenada, trabajando bajo una estructura de mando único, reportando información por canales de comunicación adecuados, compatibles entre distintas agencias, y logrando generar las condiciones necesarias para que esa estructura global de mando y control pueda funcionar según estamos describiendo. No es suficiente con decir que “lo tenemos planificado”, además hay que ser capaces de llevarlo a cabo, y aquí es donde hemos identificado la oportunidad de mejora que aporta esta formación de posgrado: enseñamos a los profesionales a planificar y a intervenir teniendo en cuenta las condiciones y los recursos que realmente tendrán a su disposición en un supuesto similar.

Por otro lado, tenemos la necesidad de afrontar la respuesta a estas situaciones desde un enfoque multiorganizacional, que permita la máxima interoperabilidad de nuestras organizaciones y garantice su respuesta inmediata y coordinada. Los responsables debemos evitar caer una vez más en pensar que podemos dar respuesta adecuada en estos casos mediante el refuerzo aislado de nuestra propia organización y la formación individual de nuestros profesionales. Este modelo es más sencillo de desarrollar, lógicamente, pero a su vez insuficiente para entrenar en la toma de decisiones y la resolución de los conflictos que se generan cuando los diferentes intervinientes nos ponemos a trabajar juntos, en muchas ocasiones luchando contra el tiempo por elevar la supervivencia de los afectados.

El modelo actual de formación, muy mejorable en este sentido, en el que cada organización afronta las necesidades formativas de sus propios profesionales, debe complementarse y dirigirse hacia un enfoque global, donde se refuerce la estructura de mando y control, la gestión de la información operacional, la coordinación y la cooperación entre organizaciones, la trazabilidad, y la interoperatividad del conjunto. Y por supuesto haciendo consciente de ello al propio profesional y a sus gestores.

Como institución científica, y en su faceta investigadora y docente, la Universidad de Cádiz, por medio de su Facultad de Medicina, ha promovido el desarrollo de esta formación de posgrado, donde los diferentes grupos de profesionales de primera intervención en emergencias adquieren una visión de conjunto, refuerzan sus competencias tanto individuales como grupales, y entrenan el desempeño de sus funciones como parte del colectivo que necesariamente conforman, a través del programa académico y de la realización de diversas prácticas y ejercicios de simulación, como son:

” Dispositivo Sanitario del Sevilla FC, donde se forman para planificar, coordinar y gestionar las emergencias que se pueden producir en los grandes eventos deportivos, aprovechando los partidos de fútbol que se celebran en el Estadio Ramón Sánchez Pizjuán, con casi 50.000 espectadores de aforo.

” Dispositivo especial de Carnavales, donde se adiestran para planificar las intervenciones de seguridad, así como para el mando y control, gestión y seguimiento de las emergencias que pueden presentarse en una gran concentración humana con ocasión de la celebración de una festividad o similar en su localidad, a través de las prácticas desarrolladas con Protección Civil del Ayuntamiento de Cádiz, durante los 9 días que dura el Carnaval de esta ciudad.

” Sala de Coordinación de EPES-061 Cádiz, donde adquieren conocimientos y habilidades para la atención y gestión de las llamadas de emergencia sanitaria, aprendiendo, de los gestores de emergencias, cómo se coordina el envío de los diferentes recursos de nuestro Sistema Sanitario.

” Unidades móviles de EPES-061, donde conocen qué material se dedica específicamente para la atención de incidentes con múltiples víctimas, y qué tareas de revisión y mantenimiento se llevan a cabo  para garantizar su inmediata disponibilidad y despliegue en el lugar que se precise. También realizan prácticas en las unidades móviles del traslado de pacientes críticos, mediante la colaboración de Semyu112, donde terminan de adquirir una visión más completa de las necesidades de traslado entre hospitales que pueden llegar a precisar los afectados por un accidente con múltiples víctimas, aprendiendo a valorar y tener presente en su toma de decisiones, como expertos en gestión de crisis, las opciones terapéuticas que los diferentes centros sanitarios pueden ofrecer en su ámbito geográfico de influencia.

” Unidad Militar de Emergencias (UME), donde adquieren los conocimientos necesarios sobre la constitución y misiones de un equipo de búsqueda y rescate en ambiente urbano (USAR), aprendiendo a diseñar, planificar y coordinar las acciones de estos equipos de búsqueda y rescate en emergencias, su proyección, su logística, así como el mando y control empleado por estos equipos.

” Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra (AGRUSAN), profesionales médicos y de enfermería con quienes entrenan la aplicación de técnicas de soporte vital en condiciones adversas, resultando de gran interés para poder actuar con conocimiento en situaciones reales de emergencia.

Como colofón, se desarrolla al final de la formación un ejercicio práctico de emergencias colectivas en el que intervienen, entre otros, 112, Bomberos, Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Autonómica, Policía Local, Empresa Pública de Emergencias Sanitarias EPES-061, Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra BRISAN, Unidad Militar de Emergencias UME, Protección Civil, Cruz Roja Española… En dicho ejercicio se simula un incidente de magnitud considerable que precisa la intervención de todos estos organismos e instituciones, entrenando a los alumnos del Experto en la adquisición de las habilidades necesarias para poder desarrollar labores de gestión, mando y control, en casos similares. Es un ejercicio de entrenamiento en el que se potencia el trabajo conjunto y coordinado de los diversos cuerpos de intervención en emergencias mediante la ejecución de ejercicios complejos de coordinar, dotando a los profesionales participantes de las competencias necesarias para enfrentarse con éxito a un potencial incidente de múltiples víctimas que sucediera en la realidad. Se convierte así en una magnífica ocasión para conocer, fomentar y practicar la colaboración entre distintas entidades intervinientes en condiciones lo más próximas a la realidad posibles, entrenando y reforzando las capacidades operativas en conjunto. Les hacemos conscientes de la necesidad, y les dotamos de potentes herramientas de mando y control para la gestión de emergencias.

Esta formación Universitaria, con una duración total  de 1.500 horas para el Máster (60 créditos ECTS), y 850 horas para el Experto (34 créditos ECTS), y dirigido a todos los primeros intervinientes implicados en la respuesta a emergencias, abarca en su programa temas que van desde la organización de los Sistemas de Urgencias y Emergencias hasta la gestión sobre el terreno de incidentes con múltiples víctimas y la regulación sanitaria, junto a contenidos transversales como la bioética, la seguridad clínica, la I+D+i en emergencias o el manejo de la comunicación en situaciones de crisis. Y un aspecto a destacar es la posibilidad de cursarlo parcialmente por módulos que el propio alumno puede programarse a lo largo de varios cursos académicos.

Como hemos expuesto, la sociedad demanda de los cuerpos de intervención en emergencias una respuesta conjunta, coordinada, y eficaz a las situaciones de emergencias colectivas. Hoy por hoy se nos exige un alto grado de preparación y profesionalidad.

En el marco de crisis económica y financiera en el que nos encontramos, debemos sacar el mayor partido posible de los recursos de que disponemos. Tenemos los medios, pero no los aprovechamos en todas sus dimensiones por no disponer de la organización y entrenamiento necesarios. Es una realidad que nos corresponde asumir y corregir, y estamos convencidos de que el enfoque en la formación que ofrecen este Máster y Experto Universitario ayudará a ello.