El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado una inversión de 1.469 millones de euros, entre 2021 y 2023, de ellos 982 se van a invertir desde el sector público y 487 millones de euros desde el sector privado, para transformar el Sistema Nacional de Salud (SNS).

Durante el anuncio, que ha sido realizado en el Instituto de Salud Carlos III, lugar elegido para presentar la líneas estratégicas del PERTE sanitario, el presidente del Gobierno ha calificado este momento de "histórico y crítico". Además, ha señalado que espera sea aprobado en próximas semana en el Consejo de ministros.

Inversión fondos europeos

"Se trata de aprovechar la oportunidad que nos brindan los fondos europeos para apostar por la ciencia, el Sistema Nacional de Salud y por una recuperación económica, que sea justa mediante la colaboración pública y privada", ha explicado.

"Este Plan tiene un objetivo prioritario fundamental, que es fomentar y fortalecer la protección de la salud colectiva, y también la individual, mediante un sistema de salud de altas prestaciones, transformado digitalmente", ha resumido.

"La pandemia nos ha descubierto debilidades y también oportunidades" dentro del SNS, ha señalado. "Deben encararse en un proceso de innovación", no solo hacia la prevención de las enfermedades, sino desde todos los ámbitos, primando el reto de la equidad en todas las CC. AA.

Cuatro objetivos

Este PERTE se basa en cuatro objetivos específicos. Convertir a España en país líder en la innovación biomédica y en el desarrollo de terapias avanzadas, orientadas a la curación de enfermedades.

En segundo lugar, el desarrollo y creación de empresas competitivas basadas en la generación de conocimiento aplicable a este objetivo. Además, desarrollar un Sistema Nacional de Salud Digital con una base de datos integrada. Que permita la recogida y tratamiento de los datos para mejorar la predicción atención, diagnóstico, tratamiento y la investigación.

En último lugar, la estrategia se centra en reforzar la Atención Primaria.