Un nuevo análisis geoespacial ha sido capaz de identificar los territorios más vulnerables a rebrotes por COVID-19. Se trata de una investigación de la Universidad Carlos III de Madrid (UC3M) en colaboración con TAPTAP Digital, en la que se han utilizando datos adicionales de Predicio y Tamoco, para identificar cuáles son las provincias españolas más vulnerables y que requieren mayores medidas de protección frente a nuevos brotes de epidemias de la COVID-19.

De esta forma se ha concluido que las provincias más vulnerables por su concentración de poblaciones de riesgo proporcionalmente son Castellón, Cantabria y Guipúzcoa, mientras que Toledo, Segovia, Salamanca o Navarra son las que menos cobertura hospitalaria tienen respecto a la población vulnerable, según las conclusiones de esta investigación. Sin embargo, según la densidad de población, Madrid y Barcelona son las ciudades donde existe un mayor riesgo de contagio en España, es decir, las más vulnerables.

“Estos resultados pueden ayudar a las instituciones y a la comunidad a analizar diferentes indicadores y a tener un mejor entendimiento de la pandemia de la COVID-19”, explica uno de los autores del informe, Rubén Cuevas, profesor del Dpto. de Ingeniería Telemática de la UC3M.

Todo ello contemplando variables como los índices de población en riesgo y especialmente la cobertura de puntos críticos de interés (como hospitales, farmacias o supermercados). Y es que como exponían los investigadores, los índices multivariables presentados permiten analizar el comportamiento de desarrollo de la pandemia de la COVID-19 en función de diversos factores, como el territorio, la movilidad de la ciudadanía o la posible propagación del virus en relación a la reactivación escalonada de la actividad comercial e industrial, por ejemplo.  Sin embargo, el análisis de indicadores que afectan a la evolución del virus o del riesgo en un área geográfica determinada de manera aislada podría dar lugar a conclusiones incorrectas o evaluaciones sesgadas.

“Ante la pandemia del COVID-19, hemos podido aplicar nuestro motor geoespacial, denominado Sonata LI, para obtener conocimiento sobre la movilidad de las personas, la relevancia demográfica y las interacciones con puntos de interés o servicios esenciales durante todo este proceso de confinamiento, como hospitales, farmacias o supermercados”, concluía Álvaro Mayol, Partner and Chief Product & Technology Officer de TAPTAP Digital.