Investigadores del Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares HM CIEC, han demostrado por primera vez la relación entre conexión epicárdica y el mal resultado en la ablación por catéter para revertir una fibrilación auricular.

En concreto, el estudio clínico ‘Conexiones epicárdicas en las venas pulmonares y su influencia en la ablación de la FA’, que ha sido publicado en la revista especializada estadounidense ‘Circulation: Arrhythmia and Electrophysiology’, revela que durante una investigación de 3 años, en la que se analizaron los datos de 534 pacientes a los que se les practicó una ablación por catéter para revertir una fibrilación auricular, se encontró que en el 13 por ciento de ellos existían una conexión epicárdica.

Tal y como exponía Teresa Barrio, cardióloga-electrofisióloga de la Unidad de Arritmias de HM CIEC, y autora principal del estudio, “tras ajustar por otros factores de riesgo, hemos observado que la presencia de una conexión epicárdica supone casi duplicar el riesgo de fracaso tras la ablación. Finalmente, describimos una serie de maniobras que nos han permitido anular estas conexiones epicárdicas”.

De esta forma, estos descubrimientos han justificado en algunos casos el fracaso en la ablación por catéter para revertir una fibrilación auricular, que los propios cardiólogos de HM CIEC han descrito y al que han aportado posibles soluciones.

Hilillos de músculo cardiaco

De esta forma, director del Centro Integral de Enfermedades Cardiovasculares HM CIEC, Jesús Almendral señalaba que, “hemos analizado un hallazgo que puede dificultar la ablación de las venas pulmonares, esto es la presencia de ‘hilillos’ de músculo cardíaco que conectan las venas pulmonares directamente con la capa exterior del corazón, lo que llamamos el epicardio, es lo que denominamos conexiones epicárdicas”.

Si bien la presencia de éstas ya se había descrito previamente pero en casos aislados, el experto insistía en que “la importancia de nuestro estudio radica en que el uso de una metodología propia, previamente publicada en el Grupo HM Hospitales, ha permitido evaluar la existencia de conexión epicárdica en una serie de pacientes consecutivos y de esta forma caracterizar la magnitud del problema y sus posibles soluciones”.

Cabe recordar que, a pesar de esta elevada eficacia, la ablación de las venas pulmonares no es un tratamiento perfecto ya que su eficacia no pasa, según los casos, del 70-80 por ciento. Es precisamente la ineficacia del tratamiento en esa proporción lo que llevó a los cardiólogos de HM CIEC a estudiar sus causas, que han desembocado en este importante hallazgo que abre una nueva vía para mejorar el abordaje terapéutico de la fibrilación auricular.