Un equipo internacional de científicos, el European Alzheimer’s & Dementia Biobank (EADB), con el liderazgo de los centros de España por parte de Ace Alzheimer Center Barcelona, y con la participación de la Fundación CIEN (Centro de Investigación de Enfermedades Neurológicas), ha logrado nuevos resultados prometedores en la enfermedad de Alzheimer. En concreto, ha identificado 75 factores de riesgo genético que intervienen en la enfermedad. Se trata de un hallazgo de gran relevancia para la investigación. No obstante,  42 de los factores identificados no se habían relacionado antes con la enfermedad. Es decir, que los resultados abren nuevas vías para el tratamiento y el diagnóstico de la enfermedad.

El estudio ya está disponible en la revista científica Nature Genetics. En el mismo también se abordan dos elementos que intervienen en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Por una parte, una disfunción en el sistema inmunológico. Por otra, la microglia, un tipo de células del sistema nervioso central que eliminan sustancias tóxicas. A su vez, los investigadores han reafirmado la implicación de dos procesos patológicos relacionados con las proteínas beta-amiloide y tau en el desarrollo de la enfermedad.

Factores de riesgo genético para el alzhéimer

Con este estudio, los investigadores han establecido un sistema de puntuación de riesgo genético para evaluar mejor qué pacientes con deterioro cognitivo desarrollarán, en los tres años siguientes, la enfermedad de Alzheimer. La investigación científica permite seguir ampliando el conocimiento de la enfermedad de Alzheimer, ya que hoy en día no se ha identificado la causa ni existe cura. En España, según datos del Ministerio de Sanidad, actualmente hay más de 800.000 casos de Alzheimer y se calcula que en 2050 se habrán duplicado.

Sobre esta cuestión se posicionaba Agustín Ruiz, genetista, director científico de Ace Alzheimer Center Barcelona y actual coordinador del Consorcio Español de Genética de Demencias (DEGESCO). “La genética nos va a permitir acercarnos a la enfermedad para poder encontrar nuevas dianas terapéuticas y avanzar en el diseño de tratamientos personalizados. Por eso es crucial seguir impulsando y coordinando este tipo de investigación en la que se concentran un gran número de muestras de ADN humano de todo el planeta. Así centenares de científicos de todo el mundo trabajamos de una manera sincronizada para obtener estos notables avances”.

Por su parte, Pascual Sánchez Juan, director científico de la Fundación CIEN, ha resaltado el papel del consorcio DEGESCO. Este incluye a más de 20 centros expertos en demencia de toda España. Todo un ejemplo de “trabajo en equipo y las buenas relaciones entre investigadores que representan prácticamente a toda la geografía nacional”.