Un nuevo anticuerpo de inmunoterapia podría ser la clave en el tratamiento de pacientes que presentan un tipo de cáncer de piel denominado carcinoma epidermoide cutáneo. Así lo demuestra un reciente estudio publicado recientemente en la revista científica internacional The New England Journal of Medicine, en el que el Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

Uno de los uno de los investigadores principales Víctor Moreno, director de la Unidad START Madrid de dicho hospital, aporta que actualmente este tipo de cáncer cutáneo puede tratarse en un primer momento mediante cirugía o radioterapia “no obstante -matiza-, aunque no sea lo más habitual, puede suceder que los pacientes recaigan y requieran un tratamiento sistémico; esta investigación se ha centrado en este tipo de pacientes, en aquellos en los que estas primeras vías de actuación no han logrado acabar con el tumor”.

La implicación de la FDA

Prueba de su efectividad es que la agencia estadounidense para la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) han decidido estudiar de forma prioritaria su aprobación en esta indicación basada en los resultados del citado ensayo, que actualmente se encuentra en fase I, pendiente aún de los resultados de fase II.

En este sentido, cabe destacar que los investigadores implicados en estudio han trabajado a lo largo de cuatro años en los que han probado la inmunoterapia en diferentes tumores. Así han obtenido resultados como que “aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes ha tenido una respuesta positiva, con reducciones importantes de las lesiones”, según Víctor Moreno.

El experto concluye que “gracias a este trabajo abrimos una puerta a nuevas formas de tratamiento de esta enfermedad y se vuelve a reforzar el valor que tiene la inmunoterapia en la Oncología”.