E.P.- Una terapia con medicación, alternativa a la metadona, para combatir la adicción a la heroína, se presenta esta semana en la última edición de la revista The Lancet (Lancet 2003; 361: 662-68). Los autores del nuevo estudio pertenecen al Instituto Karolinska de Estocolmo (Suecia).

La buprenorfina se ha apuntado como alternativa para el tratamiento de la dependencia de la heroína, si bien no ha habido suficientes estudios que confirmen su eficacia. En el actual trabajo, los investigadores evaluaron la eficacia de la buprenorfina durante un año, en combinación con terapia psicosocial intensiva para el tratamiento de las adicciones a la heroína. Un total de 40 adultos, considerados dependientes, recibieron durante un año buprenorfina diariamente o un régimen de seis días de buprenorfina seguido de placebo.

Además de estos tratamientos (el real y el de control) todos los pacientes participaron en grupos de terapia cognitiva para evitar recaídas y su orina fue controlada para evitar el uso fraudulento de drogas. Se observó que tres cuartas partes de las personas que recibieron el tratamiento diario con buprenorfina permanecieron en el programa de tratamiento un año después, en contraste con aquellos que recibieron placebo.

Las muestras de orina de las personas que recibieron el tratamiento real estaban libres de opiáceos en un 75 por ciento, lo que indica que el tratamiento fue efectivo en la reducción del consumo de heroína y de otras drogas. La incidencia de criminalidad se redujo también en estas personas, en contraste con aquellos que recibieron placebo.