E.P. Madrid.- La doctora Montserrat Corominas, profesora titular de Genética del departamento de Genética de la Universidad de Barcelona ha dirigido, en colaboración con el doctor Florenci Serras, profesor titular del mismo departamento, un nuevo estudio sobre los genes regulados por un factor de transcripción, ASH2, que se encuentra presente a lo largo de la escala evolutiva en organismos tan diversos como el hombre o la mosca del vinagre (Drosophila melanogaster). La investigación ha sido publicada en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

"Este estudio es una primera aproximación para identificar los genes regulados por el factor de transcripción ASH2", ha manifestado la doctora Corominas. "Este factor forma parte de una familia de genes denominada Trithorax, que, junto a los de la familia Polycomb, participan en mantener la identidad celular (memoria celular). Es decir, las células saben lo que son (si son células nerviosas o si son células sanguíneas) cuando determinados genes se expresan y funcionan en ellas. Si estos genes no funcionan correctamente, la identidad se pierde y puede provocar graves patologías, como por ejemplo el cáncer", agrega la investigadora. En este trabajo se ha utilizado D. Melanogaster, un organismo que, aunque menos complejo que los vertebrados, ha sido ampliamente estudiado por la comunidad científica debido a su facilidad de manejo y a la posibilidad de comparar individuos normales con mutantes.

Según Corominas, "el análisis por la técnica de los ‘microarrays de cDNA’ de aproximadamente un tercio de los genes de D. Melanogaster y la posterior comprobación de los resultados mediante distintas técnicas, ha puesto de manifiesto la importancia de ASH2 en una gran diversidad de procesos tales como el ciclo, la proliferación o la adhesión celulares. Este trabajo abre las puertas a trabajos posteriores, más monográficos, que precisarán qué genes son realmente más relevantes".

Con excepción de la generación de las matrices sólidas, el resto del trabajo ha sido realizado íntegramente en Barcelona. A largo plazo conocer los genes o grupos de genes controlados por el grupo Trithorax permitirá entender más profundamente la memoria celular. Aparte de su función durante el desarrollo embrionario, algunos miembros de esta familia están alterados en determinadas leucemias y síndromes linfoproliferativos.