Investigan la función del receptor de hidrocarburos aromáticos (AhR) durante el envejecimiento. Científicos del CIBER de Fragilidad y Envejecimiento Saludable (CIBERFES), del Instituto de Investigación Sanitaria INCLIVA y el Hospital Clínico de Valencia han estudiado en humanos el papel del AhR en el proceso de envejecimiento. Se trata de una proteína que regula la expresión génica, según han informado las entidades participantes en este proyecto.

La modulación de este receptor podría abrir una nueva vía para controlar los procesos fisiológicos asociados con la edad, han dicho los investigadores. El receptor AhR ya se ha estudiado previamente por su papel en el metabolismo y desintoxicación por dioxinas. Estos son compuestos químicos que “amenazan la salud humana y se incorporan fácilmente a la cadena alimentaria”.

Las principales conclusiones del estudio se han recogido en el artículo ‘Anti-Aging Physiological Roles of Aryl Hydrocarbon Receptor and Its Dietary Regulators’, publicado en International Journal of Molecular Science.

Niveles de receptor de hidrocarburos aromáticos en la vejez

La primera firmante del artículo ha sido Eva Serna, investigadora del CIBERFES y del INCLIVA. “Existe una disminución de los niveles de AhR en la vejez. En investigaciones anteriores se ha observado en ratones que los que carecen de este receptor presentan un envejecimiento acelerado y severo. En humanos, este receptor se sobreexpresa en personas centenarias comparadas con ancianas. Se ha visto que mantiene su expresión, comparado con jóvenes. En cualquier caso, debemos seguir avanzando en su estudio para observar si estos cambios son relevantes para el envejecimiento”, ha dicho.

El coordinador de la investigación ha sido José Viña, coordinador del Grupo de Investigación en Envejecimiento y Ejercicio Físico de INCLIVA. También es jefe de grupo de CIBERFES. Según este especialista, “el estudio concluye que el receptor de hidrocarburos aromáticos, además de su papel confirmado en la desintoxicación de xenobióticos (dioxinas), juega un papel importante en las funciones fisiológicas y el proceso de envejecimiento en humanos. Por ello, la modulación de la vía de señalización de este receptor podría ser una diana terapéutica de interés”.