Las lesiones de la mucosa oral son algunos de los múltiples síntomas que presenta la COVID-19. Para conocer cuáles son las más frecuentes, investigadores del Hospital Universitario de Southampton (Hampshire, Reino Unido) han realizado una revisión sistemática que ha identificado varios tipos de lesiones de la mucosa oral que pueden estar asociadas con la COVID-19.

Se incluyeron 12 estudios para la evaluación final. En pacientes hospitalizados con infección por COVID-19 se identificaron varios tipos diferentes de lesiones de la mucosa oral en distintos lugares dentro de la cavidad oral. La mayoría de los estudios evaluados tenían un alto riesgo de sesgo según la lista de verificación del Instituto Joanna Briggs.

La literatura publicada actualmente no permite diferenciar si las lesiones bucales fueron causadas por la propia infección viral, o si se relacionaron con manifestaciones bucales secundarias a las comorbilidades existentes o al tratamiento instaurado para combatir la enfermedad. En su artículo, los autores han destacado la necesidad de que los profesionales de la salud estén al tanto del posible vínculo entre COVID-19 y las lesiones de la mucosa oral.

En este sentido, existen dudas respecto al origen de estos problemas bucales, y los datos no permiten saber más, ya que pueden deberse a las manifestaciones de la enfermedad, los tratamientos destinados a curarla, la alteración inmunológica que provoca el virus o el estrés por el propio contagio, entre otros factores.

Posible efecto de la COVID-19

Otro estudio publicado en Actas Dermo-Sifiliográficas, titulado Hallazgos bucales en pacientes COVID-19, ha señalado la posibilidad de que las lesiones de la mucosa oral sean consecuencia de los tratamientos usados para la COVID-19, la alteración inmunológica que provoca el virus u otros factores, como el estrés por el propio contagio. La presencia de receptores ACE2 y TMPRSS22, así como de la proteína Spike del virus en la mucosa bucal sugiere que existe un efecto directo del virus en algunas de las manifestaciones orales descritas.

Las zonas más afectadas en los pacientes con COVID-19 en la zona bucal son la lengua, el paladar, los labios, las encías y la mucosa bucal. Y las principales lesiones observadas son:

  • Placa eritematosa.
  • Úlceras.
  • Ampollas.
  • Petequias.
  • Mucositis.
  • Gingivitis descamativa.

Ubicación de las lesiones

El conocimiento de las lesiones orales es importante para todos los profesionales de la salud, pero especialmente para los médicos y odontólogos generales, así como para los especialistas en medicina oral y cirugía oral y maxilofacial. El objetivo de esta revisión sistemática ha sido identificar y consolidar los tipos de lesiones de la mucosa oral en pacientes con enfermedad por COVID-19 e informar sobre la ubicación de estas lesiones dentro de la mucosa oral.

Los autores han explicado que el nexo causal es difícil de establecer sobre la base de los estudios publicados hasta el momento. En este sentido, han apuntado la necesidad de realizar más estudios prospectivos de cohortes o de casos y controles bien diseñados, a gran escala, para establecer el vínculo causal de las lesiones orales y el COVID-19.

Los estudios multicéntricos pueden facilitar un gran número de sujetos, y se debe tener en cuenta la validez del diagnóstico de las lesiones. Sería útil un informe estandarizado del tipo de lesión y la ubicación. También sería necesario hacer estudios del manejo de las lesiones de la mucosa oral en pacientes con COVID-19.

Signo de alarma

En general, las aftas se han relacionado con estrés, infecciones, falta de vitaminas, el embarazo, menstruación o alergia a alimentos. Las lesiones en la mucosa oral pueden ser un signo de alarma de posibles enfermedades o problemas de salud, como el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello. Para realizar un diagnóstico certero, es necesario conocer datos de las lesiones, como:

  • ¿Cuándo han aparecido? ¿Desde cuándo existen?
  • ¿Han cambiado con el tiempo?
  • ¿El paciente tiene otros síntomas?

 

Los expertos indican que se debe sospechar de la posible malignidad de una lesión cuando tarde más de 14 días en desaparecer después de la eliminación de cualquier factor traumático y/o tratamiento terapéutico adecuado de la lesión.

Los odontólogos desempeñan un papel fundamental en la detección y el diagnóstico de las enfermedades en la cavidad bucal. Asimismo, los médicos de Atención Primaria deben conocer los signos y síntomas para derivar, si procede, a un paciente al especialista correspondiente.