Investigar para un especialista clínico es hacerse preguntas; preguntas que surgen de la observación de los fenómenos que diariamente acontecen a nuestro alrededor y que no tienen una respuesta satisfactoria.

Me planteo una serie de preguntas que voy a intentar responder desde la experiencia de muchos años dedicado a esta tarea en muy distintos foros nacionales, autonómicos e internacionales.

¿Quién puede hacer investigación en el ámbito pediátrico?

Tradicionalmente, han sido los pediatras de especialidades hospitalarias los que se han dedicado a realizar investigación, generalmente ensayos clínicos, para introducir nuevas técnicas o terapias en sus respectivas especialidades.

Sin embargo, con el transcurso de los años, cada vez más la investigación requiere la participación de especialistas pediátricos de Atención Primaria, por varias razones. El seguimiento hasta edades escolares e incluso adolescencia es el que nos verifica que una terapia es acertada, o un método de diagnóstico precoz, acertado. Esta es una razón clave para incorporar a pediatras de Atención Primaria en equipos multidisciplinares.

Otra es que hay patologías médicas y sociales que devienen crónicas como la obesidad, asma, trastornos de la conducta, abuso, maltrato, y un largo etcétera, que deben ser controladas por los pediatras que atienden a diario a sus pacientes con el apoyo de los especialistas hospitalarios de diversas áreas. En estos casos, es muy necesario, en ocasiones, que sea el pediatra de referencia del paciente el que coordine la actividad. Por lo tanto, desde mi perspectiva de evaluador del Instituto Carlos III y de la Unión Europea, los ejemplos de éxito han estado basados en la integración multidisciplinar de especialidades de todo el ámbito asistencial.

¿Qué hace falta para poder hacer investigación?

La investigación clínica requiere de una formación en el diseño de estudios clínicos, búsqueda bibliográfica, conocimientos básicos de obtención, almacenamiento y tratamiento de datos, una base estadística mínima para entender los resultados y conocimiento de cómo se prepara una comunicación a un congreso nacional/internacional o un artículo a una revista. Todo esto lo puede proporcionar la AEP.

Mi propuesta es tener una Oficina para la Investigación que dependa de la Fundación de la AEP y proporcione formación online y asesoramiento vía email e incluso directo para todos aquellos que quieran iniciarse en este mundo apasionante. Esta oficina también ofertaría propuestas de participación en estudios a quienes se incorporasen a nuestra base de datos, indicando en su perfil cuales son sus áreas de interés. La pregunta científica, aquello que se quiera responder con el estudio, eso lo tiene que poner el pediatra investigador.

¿Cuesta dinero investigar?

La investigación no es gratis. Efectivamente, hace falta dinero, y dependiendo de la complejidad del proyecto necesitaremos más o menos. Sin embargo, existen multitud de fuentes de financiación como las Ayudas para Estudios en Salud (AES) del Instituto Carlos III, ayudas autonómicas, ayudas de las universidades y de la empresa privada. Y contamos, además, con las ayudas de la Fundación de la AEP que son exclusivamente para los asociados. El objetivo es primar estudios multidisciplinares en los que “obligatoriamente” estén representados investigadores hospitalarios y de primaria, y cuyos resultados reporten un beneficio a nuestros pacientes independientemente de dónde sean atendidos.

Pero hay más, la Oficina de Investigación de la Fundación de la AEP dará asesoramiento sobre convocatorias para que no se os pase ninguna oportunidad por alto, y desde mi conocimiento de las estructuras estatales y autonómicas, impulsaré la promoción de la investigación en el área pediátrica que, según estudios que he publicado, recibe proporcionalmente cantidades inferiores de subvenciones que otras áreas de investigación del Sistema Nacional de Salud.

Investigar, aunque ahora seáis escépticos, es posible en hospitales grandes y pequeños, en centros de salud de las ciudades y en el entorno rural. Sólo necesitáis el apoyo de expertos, y eso es lo que os ofrecemos.