Ipsen ha presentado nuevos resultados de la neurotoxina botulínica tipo A abobotulinumtoxinA, comercializada con el nombre de Dysport. Los datos corresponden a los ensayos clínicos pivotales fase III para evaluar los intervalos de tratamiento en ciclos repetidos en cinco poblaciones de pacientes. El estudio ‘AbobotulinumtoxinA: Evidence for Long Duration of Response from 5 Patient Populations’ se ha presentado durante el congreso TOXINS 2021, organizado en formato digital por la International Neurotoxin Association.

Según la información aportada por Ipsen, Dysport ha ofrecido “una respuesta de larga duración cuando se inyectaba en la dosis recomendada y aprobada”.

En total, Ipsen ha presentado 26 abstracts con actualizaciones de las encuestas recientemente publicadas sobre la experiencia de los pacientes y los cuidadores. Corresponden al ensayo fase IV ULIS-III. También ha presentado diez abstracts centrados en investigación básica sobre neurotoxinas.

Ipsen presenta nuevos resultados de Dysport

Ipsen ha presentado datos de ensayos clínicos aleatorizados con sus respectivas fases de extensión abierta para evaluar los intervalos de tratamiento en ciclos repetidos de Dysport. Los estudios han analizado el manejo de la distonía cervical, la espasticidad de las extremidades inferiores y superiores en adultos, y la espasticidad de extremidades inferiores y superiores en niños. El diseño flexible de los estudios ha permitido reinfiltrar a los pacientes después de la semana 12 o 16, según las necesidades clínicas, según ha informado la compañía.

En las cinco poblaciones de pacientes, abobotulinumtoxinA ha ofrecido una respuesta de larga duración cuando se inyectaba en la dosis recomendada y aprobada. Además, una gran proporción de los pacientes estudiados no requería reinfiltrarse durante más de 12/16 semanas en los cinco estudios pivotales realizados. Por su lado, los resultados de seguridad han sido “los esperados”.

Dolor y dificultades de movimientos

Alberto Esquenazi, del Laboratorio MossRehab de Análisis de la Marcha y el Movimiento (Estados Unidos), ha sido el investigador principal del estudio. Según ha explicado, “la oscilación del alivio de los síntomas puede llevar al dolor y dificultades de movimiento entre infiltraciones”. “la duración de la respuesta que ofrece Dysport reduce la posibilidad de que el paciente experimente una recurrencia sintomática antes de la siguiente infiltración”.

Por su parte, Steven Hildemann, vicepresidente ejecutivo y director médico de Ipsen, se ha referido a “la amplitud y profundidad de los datos presentados». Según ha dicho, reflejan «el compromiso de la compañía para hacer avanzar la ciencia y comprender el impacto en el mundo real de la espasticidad y la distonía, así como para ofrecer tratamientos con beneficios individuales y clínicos”.