El laboratorio farmacéutico estadounidense Moderna ha nombrado a James Mock nuevo director financiero de la empresa a partir del próximo 6 de septiembre. El actual responsable, David Meline, se jubilará, aunque permanecerá como consultor de la empresa para ayudar con la transición.

Stéphane Bancel, consejero delegado de Moderna, ha destacado "la experiencia de Jamey en escalar negocios globales para garantizar que la compañía siga bien posicionada para el futuro". "Esta es una empresa con un futuro excepcionalmente brillante y es un privilegio ser parte de ella", ha añadido.

Trayectoria de James Mock

Antes de su incorporación a Moderna, James Mock desempeñó la responsabilidad de vicepresidente sénior y director financiero de PerkinElmer. En esta empresa de diagnóstico y soluciones analíticas trabajó desde mayo de 2018. Antes de eso, Mock ocupó a lo largo de casi 20 años distintas funciones de supervisión financiera dentro de General Electric Company, tanto en los Estados Unidos como en otros países.

De este modo, Moderna cierra la crisis abierta con la repentina salida el pasado mes de mayo de Jorge Gómez. Este directivo sólo ocupó el cargo de director financiero de la multinacional durante unas horas. Al poco tiempo de incorporarse al puesto, abandonó la empresa. El motivo fue que su anterior empleador, Dentsply Sirona, abrió una investigación interna con respecto a "ciertos asuntos de información financiera".

Tras la salida de Gómez, Moderna tuvo que recurrir de manera temporal a David Meline, quien había ocupado hasta entonces el puesto de director financiero de la farmacéutica y que había expresado su intención de retirarse.