Lleva cuatro años como tesorero de la SEFH, ¿qué le ha motivado a liderar la candidatura ‘Horizonte Farma’ para presidir la SEFH?

En primer lugar influye la experiencia, ya que en realidad llevo doce años ligado a la SEFH, cuatro como tesorero y ocho como director web, además de la presidencia del comité organizador del 60 Congreso SEFH de Valencia en 2015. La he visto transformarse profundamente y he participado de esa transformación, conozco su gran potencial y de ahí la convicción de que aunque acumule muchos logros su sitio real está mucho más allá de donde está hoy.  También influye mi pasión por la gestión, y mi concepto de liderazgo, basado en la fuerza del colectivo, que estoy convencido que es lo que necesita la SEFH en estos momentos, algo diferente a los estilos ejercidos hasta ahora. Y finalmente, también existe un trasfondo sentimental. Para mí, la SEFH es mi casa y eso me motiva enormemente para querer hacerla mejor de lo que ya es.

Al presentar su candidatura señalaba que su equipo cuenta con la frescura necesaria para renovar la SEFH, ¿por qué y cómo debe renovar la SEFH?

En nuestra candidatura se aúnan ganas y convicción, experiencia en la gestión, diferentes generaciones de edad, incluyendo las nuevas, y existe representación de diferentes realidades y sensibilidades. También hemos querido dar voz a compañeros de hospitales privados y públicos, al igual que de grandes, medianos y pequeños, para asegurarnos de que fuera una junta representativa de nuestra profesión. Nosotros creemos en los beneficios de la mejora continua, y estamos seguros de que aprovechando las fortalezas actuales de la SEFH, junto con una decidida orientación al liderazgo compartido y al incremento de nuestra visibilidad pública, potenciaremos en gran medida nuestra capacidad como colectivo de aportar valor asistencial a los pacientes, al SNS y a la sociedad en general.

Uno de los grandes retos de la SEFH es potenciar la influencia de la organización en el SNS, ¿cómo propone hacerlo?

Como se debe hacer en las organizaciones, estableciendo una relación continuada en el tiempo basada en la confianza mutua, en la comunicación fluida y en nuestra capacidad de aportar conocimiento y rigor científico a diferentes niveles. Desde nuestra independencia actuaremos en la evaluación, selección y posicionamiento de medicamentos, así como en cualquiera de los diferentes ámbitos de práctica clínico asistencial de nuestra profesión.

¿Cuál es el camino para que el farmacéutico hospitalario tenga una mayor visibilidad como profesional de cara a la sociedad?

En nuestra opinión, y así lo recogemos en nuestro programa, el único camino efectivo para aumentar exponencialmente nuestra visibilidad es estar allá donde esté la ciudadanía. Tenemos que formar a compañeras y compañeros para  representarnos en los medios de comunicación generalistas, como agentes de divulgación del conocimiento científico, con un claro enfoque práctico y comunicativo. Y, en segundo lugar, a través de la puesta en marcha de acciones dirigidas a sectores específicos de la sociedad, apostando por los pacientes a través de iniciativas como: Videoteca SEFH, programas temáticos o ‘Días de…’, una red de portavoces por áreas de conocimiento, o nuevos ‘Posicionamientos SEFH’, entre otras muchas medidas.

¿Por dónde pasa la consolidación del rol asistencial del farmacéutico hospitalario?

Para consolidar nuestro rol asistencial tenemos que, primero de todo, orientarnos de forma decidida a ese rol, cooperando entre nosotros en programas y medidas orientadas a potenciar este papel con el resto de profesionales sanitarios. Para ello vamos a elaborar ‘Guías SEFH de práctica clínico-asistencial’ o el desarrollo de ‘Marcos de actuación por áreas clínicas’. Al final se trata de formarnos permanentemente y de forma especializada según el área clínica donde se ejerza la actividad profesional, y tenemos que investigar y medir el impacto del valor que aportamos, ya que solo así podremos mejorarlo. Y todo ello bajo el paraguas de la ética y de unos valores definidos y compartidos.

Hacía tiempo que la SEFH solo contaba con una candidatura única en las elecciones a la presidencia. Este año, los socios tendrán la posibilidad de elegir ¿Cuáles son los puntos fuertes de su proyecto por los que los socios deberían elegir ‘Horizonte Farma’?

No somos una candidatura revolucionaria, porque significaría renunciar a todas las fortalezas que tiene la SEFH, que son muchas y muy consolidadas. Tampoco somos una candidatura continuista, porque sería no reconocer los puntos de mejora y el gap existente entre nuestra situación actual como sociedad científica y donde pensamos que podemos llegar. Tenemos muy claro el horizonte al que puede aspirar la SEFH y cómo, entre todos, haciendo de la fuerza del colectivo la fuerza de la SEFH, podemos conseguirlo. Somos la candidatura de la mejora continua, del liderazgo compartido y de la proactividad estratégica. Nuestra apuesta por ‘Diferentes realidades, mismo valor asistencial’ demuestra que nos preocupa el paciente, pero también el farmacéutico de hospital y el socio.

 ¿Cuál es el futuro de la farmacia hospitalaria?

El horizonte esboza una profesión llena de oportunidades, comprometida con sus pacientes, con el Sistema Nacional de Salud, y con la sociedad en general, orgullosa de su aportación de valor asistencial, y conocida y reconocida, y de todo ello surge esta candidatura. Ese futuro inmediato hay que comenzar a escribirlo ya, los FH deben ser protagonistas de su futuro y el primer hito importante son las elecciones de la SEFH.