José Soto, presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), ha llevado a cabo la organización del 22 Congreso Nacional de Hospitales y Gestión Sanitaria. Este evento tiene una especial importancia este año. Según afirmaba Soto en una entrevista: “alguno de los aprendizajes más importantes de la crisis de la Covid-19 ha sido comprender cuál es la importancia de una gestión excelente”. Así,  el trabajo en equipo es fundamental para afrontar dificultades y facilitar la adaptación, como se ha comprobado en el sistema sanitario. En estos meses, ha quedado latente que los profesionales de la salud son un pilar imprescindible para la sociedad y su evolución”.

Es por ello que el presidente de SEDISA ve fundamental poder profesionalizar todos los ámbitos en los que trabajan los sanitarios de cualquier campo. Todo con el objetivo trasversal de transformar de fondo el sistema.

La importancia de una gestión excelente

Una de las mayores aspiraciones de los directivos de la salud, según ha afirmado el presidente de SEDISA, es poder hacer de motor de impulso. Todo ello a través de la Gestión Sanitaria profesionalizada, hacia la calidad y la eficiencia que el sistema sanitario necesita. Así plantea una gestión excelente en torno al compromiso de los Directivos de la Salud con los profesionales sanitarios, el sistema sanitario y los pacientes, la sociedad y la salud.

Tal y como ha comentado Soto, es importante que el modelo de Atención Sanitaria pueda evolucionar en una doble vía. Por una parte, implementando estratégicamente las TIC, para aportar eficiencia y mejorar la calidad del paciente. Pero también pudiendo dotar a los procesos asistenciales de un enfoque integral, multidisciplinar y estratégico. Esto es con un foco puesto en la humanización y el empoderamiento del paciente. “Para todo esto, es fundamental la profesionalización de los sanitarios”, concluye sobre este modelo de “gestión excelente”.