El equilibrio entre la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y el acceso de los pacientes a los medicamentos innovadores en condiciones de equidad es una de las principales cuestiones abordadas en la jornada ‘Hacia un sistema sanitario basado en la creación de valor. Retos en la financiación para la incorporación de fármacos innovadores’ que la Fundación Instituto Roche ha celebrado este martes en Madrid.

Los expertos han coincidido en señalar que ya no sirve un modelo único de financiación, puesto que es habitual la utilización de fármacos en múltiples indicaciones y combinaciones, por lo que es necesario recurrir a nuevas fórmulas más flexibles con pago en función de los resultados.

En la conferencia inaugural, Josep Tabernero, jefe de Servicio de Oncología del Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, ha abordado ‘El gran reto de la innovación y su financiación en los próximos años’ y se ha referido a la Medicina Personalizada de Precisión como herramienta fundamental para conseguir que “el tratamiento del cáncer sea innovador, equitativo y, al mismo tiempo, sostenible”.

Durante su intervención, el presidente electo de la Sociedad Europea de Oncología Médica ha comentado que no le gusta hablar “del precio del medicamento”. “Hemos de pensar en el reembolso basado en el valor. En Cataluña llevamos tiempo funcionando con riesgo compartido, y lo estamos utilizando con 12 fármacos de 8 laboratorios diferentes. En total, el tratamiento de más de 800 pacientes se ha adherido ya al pago por resultados. En el riesgo compartido, es necesario valor, transparencia y cierta tecnología de la información que no es nada compleja”.

Voluntad política y de gestión

También Federico Plaza, vicepresidente de la Fundación Instituto Roche, ha recordado que toda la información generada o big data es “relativamente fácil de gestionar y simplemente hace falta voluntad política y de gestión, así como la correspondiente toma de decisiones”. En su opinión, los resultados obtenidos de la investigación clínica deben complementarse con datos de la vida real. “El sistema de información debe ser dinámico y flexible, porque las indicaciones de muchos productos van cambiando con el tiempo, sobre todo en el ámbito de la Biología Molecular y la Biotecnología”.

Asimismo, Federico Plaza se ha mostrado partidario del pago en función de los resultados: “Tiene sentido que en el futuro se pueda fijar un precio diferente en función de la indicación o de cómo se utilicen los medicamentos y los beneficios que aporten”.

Participantes

En la mesa dedicada a analizar la financiación por indicación han intervenido Pedro Luis Sánchez, director del Departamento de Estudios de Farmaindustria; Álvaro Hidalgo, profesor titular de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de Castilla-La Mancha, y Juan Carlos Saorin, gerente de Precios de Roche Farma, con la moderación de Pedro Gómez Pajuelo, secretario general de la Organización Nacional de Trasplantes.

Finalmente, Félix Lobo, catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Carlos III de Madrid, ha moderado la mesa en la que han intervenido diversos representantes de las comunidades autónomas, como Jorge Aboal, director general de Asistencia Sanitaria del Servicio Gallego de Salud (Sergas); Olga Delgado, jefe de Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Son Espases de Palma de Mallorca; Antonio López Andrés, subdirector de Farmacia del Servicio Navarro de Salud; Nieves Martín Sobrino, directora técnica de Asistencia Farmacéutica de la Gerencia Regional de Castilla y León, y Víctor José Rausell, jefe de Servicio de Gestión Farmacéutica del Servicio Murciano de Salud.

En la clausura, Consuelo Martin de Dios, directora gerente de la Fundación Instituto Roche, ha destacado que “este tipo de encuentros intentan arrojar luz sobre la necesidad de trabajar de forma anticipada para garantizar el acceso de los pacientes a los fármacos innovadores. Dicho acceso debe hacerse de una manera sostenible y sin diferencias territoriales en todo el Sistema Nacional de Salud”.