Juan López-Belmonte es el nuevo presidente de Farmaindustria para los próximos dos años. Así lo ha elegido la Asamblea General de Farmaindustria, reunida este jueves vía telemática en sesión extraordinaria.

López-Belmonte, consejero delegado de Rovi y uno de los vicepresidentes de la Asociación en los últimos años, sustituye en el cargo a Martín Sellés, presidente los dos últimos años, cumpliéndose así con los Estatutos de Farmaindustria, que establecen la alternancia al frente de entidad entre los tres grupos de empresas que conforman la Asociación según el origen de su capital: nacional, europeo/internacional y americano. Para los próximos dos años, la Presidencia corresponde al grupo de compañías de capital nacional.

Se trata de un mandato que se presenta “como una gran responsabilidad para mí y un enorme desafío para todos, pero también como una oportunidad para nuestro sector”, aseguró López-Belmonte. No ocultó la dura etapa que afronta: “En este periodo tenemos que aprender a convivir y a trabajar con esta pandemia y además hemos de hacerlo en un contexto de crisis económica y social como nunca antes hemos conocido”, afirmó.

Nuevo marco de colaboración con la Administración

La prioridad inmediata y de carácter estratégico para la Asociación, señaló, es definir un nuevo marco de entendimiento y colaboración con la Administración, con el objetivo de contribuir a solventar los dos grandes desafíos que afronta el país: controlar la pandemia y reactivar la economía.

A partir de ahora –apuntó López-Belmonte-, “España tiene la necesidad de apoyarse en sectores estratégicos y con capacidad de arrastre sobre otros para combatir una crisis económica cuyas consecuencias aún solo estamos vislumbrando. Y somos uno de esos sectores”.

El nuevo presidente se refirió en este sentido a la propuesta que Farmaindustria ya presentó en primavera en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, en el Congreso de los Diputados: “Nuestra hoja de ruta está clara. En un marco de colaboración con el Gobierno, las compañías farmacéuticas en España pueden abordar un plan de recuperación económica y social enfocado en cuatro objetivos: proporcionar más empleos de calidad; incrementar las inversiones industriales creando nuevas plantas de producción en España, modernizando las actuales o ampliando algunas de las existentes; potenciar las inversiones en investigación básica y clínica e incrementar la colaboración con las instituciones para fortalecer la I+D en España, y contribuir a crear el entorno adecuado para afrontar mejor futuras pandemias y otras emergencias sanitarias”.

Martín Sellés pide confianza en la investigación

Sellés felicitó a los responsables de las compañías farmacéuticas por la rápida y positiva respuesta del sector a la pandemia: “Hemos respondido con excelencia hasta en los momentos más difíciles –afirmó-. Podemos sentirnos orgullosos de nuestro compromiso, especialmente con los pacientes, y del trabajo de todos los profesionales del sector”.

Subrayó el valor de la investigación, y en él apoyó un mensaje positivo. “Pronto tendremos la solución médica frente a la COVID-19. El Gobierno, los investigadores y nuestras compañías lo harán posible”, dijo, y añadió: “La investigación aporta las soluciones que necesitamos hoy y la esperanza para el futuro”.