Nerea Garay, Bilbao.- El Juzgado de lo Social de Bilbao acaba de dictar sentencia sobre las elecciones sindicales en Osakidetza. En la misma, estima la demanda presentada por el Sindicato Médico de Euskadi (SME) contra Osakidetza, ELA, LAB, SATSE, UGT, CC.OO. y la Federación de Médicos de Hospitales. En su sentencia el Tribunal de lo Social corrobora plenamente las tesis mantenidas por el SME afirmando que "los ámbitos y unidades electorales, mientras no se cambien por otros según el procedimiento debido, son los que estaban vigentes en las elecciones celebradas en 1998, en Osakidetza".

El SME ha valorado satisfactoriamente esta sentencia, ya que viene a confirmar la idea principal que ha dado lugar a esta querella: "que nadie pueda variar los ámbitos electorales a su antojo y beneficio. El SME ha defendido en todo momento que cualquier modificación de las circunscripciones electorales debe producirse mediante consenso y no al albur de intereses particulares". En este sentido el SME se congratula de que, tras esta sentencia, ninguna organización sindical podrá modificar, por su cuenta, las circunscripciones electorales, sin contar con el acuerdo unánime de todos los participantes.

Un perjuicio evitable

ELA, LAB, SATSE, UGT y FF.HH. acusaron en su momento al SME de "irresponsabilidad" pidiendo cuentas porque han sido más de 7.000 personas las que estaba interviniendo en el proceso electoral; cientos de militantes de diferentes organizaciones sindicales y miles de horas empleadas por todo para llevar adelante el proceso electoral y cientos de millones de pesetas dilapidados".

Tras conocer la sentencia en la que se le da la razón, el SME devuelve la pregunta que realizaron estas centrales y se cuestiona quién va a costear todo el perjuicio que ha causado su actitud prepotente, rechazada ahora por los Tribunales. El SME recuerda que siempre se mostró abierto a cualquier tipo de negociación; sin embargo, "estas centarles sindicales decidieron seguir adelante con su propia actitud impositiva, presentando unos ámbitos electorales sin consenso, según sus propios intereses y diferentes a los previamente acordados".

El SME de Euskadi ya advirtió a estos sindicatos de la ilegalidad de su actuación y de que era imprescindible un acuerdo global de todas las organizaciones (incluyendo a la propia empresa Osakidetza/SVS) para la modificación de estos ámbitos. Este sindicato de profesionales vascos ha defendido y "seguirá haciéndolo, la celebración de unos comicios justos. Por ello, el SME recuerda que ya advirtió, desde un principio a ELA, LAB, SATSE y a la propia Administración de Osakidetza, que no podían ignorar unos acuerdos previos, y que su actitud prepotente produciría graves perjuicios", han recalcado.