La Sociedad Española de Nefrología (SEN), el Departamento de Medicina Renal del prestigioso Karolinska Institutet (KI)  y Abbott han presentado la Alianza KI-SEN-Abbott para Nutrición en Nefrología -pionera en España-, para formar a nefrólogos españoles en el ámbito de la nutrición.

Para el doctor Juan Jesús Carrero, profesor adjunto del Departamento de Medicina Renal del KI,  “el éxito de la investigación clínica y aplicada hoy en día depende de colaboraciones entre grupos, centros, países y disciplinas, combinando investigación básica y clínica. Por ello el objetivo de este proyecto es formar a jóvenes investigadores y al mismo tiempo abrir nuevas vías de colaboración entre el Instituto Karolinska y centros de referencia en España”.

“Hasta ahora no existía un proyecto como este en España, y es muy positivo, porque permite algo fundamental, que es la formación continuada de los nefrólogos en un campo tan importante como la nutrición”, señala el Alberto Martínez Castelao, presidente de la SEN.

Para Máximo Gómez, director de Nutrición Médica de Abbott: “La enfermedad renal crónica, por su alta prevalencia y su relación con un mayor riesgo cardiovascular requiere que se maneje desde fases iniciales. Parte de su manejo debe considerar los efectos de la desnutrición y el soporte nutricional en estos pacientes al determinar la posible evolución de la enfermedad renal crónica (ERC). Desde Abbott Nutrition estamos tremendamente satisfechos de poder colaborar con la Sociedad Española de Nefrología y con el Instituto Karolinska en programas de formación e investigación en el terreno del manejo nutricional del paciente con ERC”.

Los pacientes renales presentan signos de malnutrición desde los primeros estadios de la enfermedad, empezando por la pérdida de proteínas por la orina. La malnutrición es un claro factor de riesgo de mortalidad porque los pacientes cuentan con menos defensas. La monitorización del estatus nutricional del paciente y el manejo del enfermo malnutrido son temas clave sobre los que los profesionales sanitarios deben incidir desde las primeras etapas de la enfermedad renal.

La importancia del síndrome nutricional

Para el doctor Carrero, “el síndrome de desgaste proteico-energético es mucho más que la malnutrición del paciente, y conlleva un estado de hipercatabolismo que acelera el empobrecimiento de las reservas energéticas y proteicas del individuo. Sin embargo, la monitorización del estatus nutricional, de la composición corporal y el restablecimiento de deficiencias nutricionales y metabólicas  no es práctica clínica en muchos centros. En este sentido, es importante aunar esfuerzos para divulgar y hacer evidente la importancia que este síndrome tiene en la enfermedad renal crónica”.

“El uso racional de la nutrición y de los farmaconutrientes en la ERC (nutrientes esenciales con propiedades beneficiosas en el organismo) puede ser una excelente terapia coadyuvante, y aún por explotar, en el tratamiento de nuestros pacientes”, añade.

Una alianza que llegará a nefrólogos de toda España

El proyecto, pionero en nuestro país, incluye fundamentalmente tres acciones: la primera es un curso de profundización en malnutrición en la enfermedad renal crónica en el KI (Estocolmo). Entre el 15 y el 17 de febrero de 2012 tendrá lugar la cuarta edición de este curso internacional, a la que asistirán quince nefrólogos españoles y que cuenta con ponentes de reconocido prestigio en Nefrología como Kamyar Kalantar-Zadeh, Alp Ikizler, Alison Steiber, Martin Kulhmann y Guillermina Barril, y profesores del KI como Peter Stenvinkel, Juan Jesús Carrero y Bengt Lindholm. El curso está avalado por la Sociedad Internacional de Nutrición y Metabolismo Renal (ISRNM), La Sociedad Europea de Diálisis y Tansplante (ERA-EDTA), la SEN y el KI.

Por otra parte, durante 2012 el proyecto también se extenderá a toda España realizándose ‘Cursos de actualización en el manejo nutricional en la enfermedad renal crónica’. Se celebrarán cinco reuniones en diferentes ciudades para poder actualizar a otros nefrólogos en temas de monitorización, screening y tratamiento de la malnutrición renal. Estos cursos estarán impartidos por miembros del KI junto con especialistas españoles.

Y por último, por primera vez la SEN ofrecerá una beca, patrocinada por Abbott, en la que el becario pasará seis meses en el departamento de Nefrología del KI.

Con todo ello, Abbott refuerza su compromiso con la Nefrología y apoya la formación de los especialistas en nutrición como una manera de lograr el abordaje multidisciplinar de la enfermedad renal, evitar complicaciones cardiovasculares y mejorar la atención al paciente.