Un estudio ha puesto de manifiesto que los pacientes con asma y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) mejoraron la adherencia a sus tratamientos durante los primeros meses de la actual pandemia de la COVID-19. Se trata de una investigación sobre el uso que han tenido los pacientes de los inhaladores controlados durante los meses de enero a marzo de 2020. Un trabajo recogido en la publicación científica The Journal os Allergy and Clinical Immunology.

El trabajo se ha basado en la adherencia a los inhaladores de 7.578 personas con estas enfermedades. Para ello se han tomado como referencia los datos de Propeller Health, una plataforma digital que recopila información sobre el uso de inhaladores a través de monitores electrónicos de medicación y envía alertas a los pacientes que olvidan administrarse sus dosis.

Del total de los resultados analizados, el 77% eran datos de personas con asma y el 23% restante de pacientes con EPOC. La mayoría de los datos pertenecían a mujeres (el 67%); la media de edad fue de 40 años. La adherencia se midió desde los primeros siete días de enero hasta los últimos siete días del mes de marzo.

Adherencia terapéutica ≥75%

La adherencia media diaria a la medicación de control de ambas patologías respiratorias aumentó en un 14,5%. Se pasó de un 53.7% a un 61.5%, según los datos recopilados, sin hallarse diferencias significativas entre los pacientes de asma y los de EPOC.

Al final del periodo analizado, durante la última semana de marzo, más de la mitad de los pacientes alcanzaron el 75% o más en la adherencia a la medicación de control, es decir, un 14,9% comparado con la primera semana de inicio del estudio.

En el estudio, no se observaron diferencias significativas en la mejora de la adherencia entre los pacientes con asma y EPOC. Asimismo, el incremento se produjo de forma similar en todos los grupos de edad, si bien los más mayores mostraron esa mayor adherencia al inicio del estudio.

Herramientas digitales de control

Leanne Kaye, investigadora principal y especialista del Centro ResMed en San Diego, California, explica que, aunque no se puede establecer la causa de esta mejora en la adherencia, se podría explicar por las pautas establecidas para el uso de los medicamentos por la pandemia por coronavirus SAR-CoV-2, así como a la preocupación de los pacientes por mantener el control de su enfermedad ante la nueva situación”.

También quiso destacar la importancia que tienen las herramientas de salud digital en el seguimiento de las personas afectadas. Estas pueden mejorar la adherencia y además proporcionar información fiable sobre cómo controlar la enfermedad en los periodos interconsultas.

En un comunicado, Kaye también aseguraba que el aumento de la adherencia al tratamiento de los pacientes con asma y EPOC es fundamental para evitar los síntomas y mantener al paciente fuera del hospital, sobre todo en las olas pandémicas.

Medicación diaria en el control

Precisamente, en las personas con asma y EPOC los medicamentos de control diario son esenciales en el manejo de la enfermedad, “especialmente durante la COVID”, dicen los investigadores. El uso adecuado de los medicamentos puede mejorar los resultados de la enfermedad y reducir los episodios agudos que requieren atención médica y, en ocasiones, hospitalizaciones.