La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha autorizado la puesta en marcha del estudio ‘COPÉRNICO’, que evalúa la eficacia de un nuevo tratamiento para mejorar el pronóstico de pacientes infectados por coronavirus. Se trata de una iniciativa de MedSIR, compañía internacional de investigación clínica creada en España y con sede en Barcelona y New Jersey.

Este ensayo clínico inicialmente se llevará a cabo en 6 hospitales españoles. En el mismo, los pacientes infectados con coronavirus serán tratados con un fármaco habitualmente utilizado en el tratamiento del cáncer y se valorará la mejora de las complicaciones respiratorias. Esta prueba se iniciará en España, pero se pretende ampliar también en otros países como Italia y Estados Unidos durante las próximas semanas. Las primeras conclusiones del ensayo podrían estar disponibles durante el próximo mes de mayo.

En palabras de Javier Cortés, oncólogo médico del IOB Institute of Oncology del Hospital Ruber Internacional y socio fundador de MedSIR, “en algunos pacientes, hay un momento en el proceso de infección por este virus en los que los linfocitos (células inmunitarias encargadas de eliminarlos) están exhaustos, agotados y su actividad frente a la enfermedad queda bruscamente frenada. El objetivo de este estudio es bloquear esos frenos para que los linfocitos continúen luchando contra la infección”, explica.

Tal y como indica otro de los investigadores que lideran este proyecto, Antonio Llombart, jefe de Servicio del Área de Oncología Médica del Hospital Arnau de Vilanova de Valencia y socio fundador de MedSIR, “el conocimiento de la inmunoterapia en cáncer puede ayudarnos a explotar estas estrategias terapéuticas, basadas en potenciar la respuesta inmune, en pacientes con infecciones virales en situación de gravedad”.

De esta forma, la hipótesis de la investigación es la de mejorar el estado clínico de pacientes con infección severa por COVID-19, impactando sobre la actividad de PD-1.  Si los resultados del estudio son positivos, podrían definir un nuevo tratamiento contra el COVID-19.