“Los antibióticos no valen para todo”, ese es el lema de la nueva campaña impulsada por  la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), con el objetivo de luchar contra el mal uso de los antibióticos que favorece la aparición de bacterias resistentes. Esta campaña se desarrollará en forma de anuncio televisivo y ha contado con un presupuesto de 590.000 euros para su puesta en marcha, que también cuenta con promoción en los redes sociales y su espacio en la página web del PRAN. La misma se enmarca en el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN), y se difundirá hasta el 24 de noviembre, con motivo de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos, que se celebra del 18 al 24 de noviembre.

Por parte del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social se ha destacado que el uso excesivo de estos medicamentos es una de las causas fundamentales de la aparición y propagación de bacterias resistentes, uno de los mayores retos globales de la Medicina moderna. No obstante, las bacterias resistentes ya causan cada año 33.000 muertes en Europa y alrededor de 3.000 en España.

En este sentido la campaña se centra en evitar el autoconsumo de antibióticos en casos de infecciones víricas como la gripe o el resfriado como  que pueden provocar el desarrollo de resistencias y comprometer, por tanto, la eficacia terapéutica de estos medicamentos en futuros tratamientos. Como vuelven a señalar desde Sanidad, los antibióticos “solo tratan infecciones bacterianas, no alivian el dolor ni la fiebre y deben utilizarse siempre bajo prescripción médica o veterinaria”.

El consumo de antibióticos en España

Los resultados del último Eurobarómetro de la Comisión Europea sobre los conocimientos de los ciudadanos acerca de los antibióticos reflejan que el porcentaje de españoles que piensa equivocadamente que los antibióticos curan el resfriado ha bajado desde el 45 por ciento en 2016 al 36 por ciento 2018, una de las mayores bajadas registradas en la Unión Europea. También han bajado del 47 al 42 por ciento los españoles que confirman haber tomado antibióticos en los últimos doce meses. De esta forma esta campaña pretende incidir en estos aspectos para conseguir que sigan disminuyendo las cifras.

Y es que, tal y como advierte el Ministerio, pese a esta bajada,  España se coloca también entre los países europeos que más antibióticos consumen, aunque en los últimos años se ha registrado una bajada del 7,2 por ciento en el consumo total de antibióticos en salud humana (2015-2018) y una disminución del 52,3 por ciento en las ventas totales de antibióticos veterinarios (2014-2018).

Por ello, el dato más preocupante es que nuestro país sigue superando la media registrada para estos indicadores en Europa, donde el 32 por ciento de los encuestados declararon haber consumido antibióticos en el último año y el 28 por ciento cree que los antibióticos curan el resfriado. Asimismo, se mantiene en el 5 por ciento el porcentaje de españoles que reconoce automedicarse con antibióticos.