“Se necesitan más pediatras cerca de las familias”. Esta es la idea con la que la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria lamenta el escaso aumento de plazas de Pediatría. En concreto, un 0,6 por ciento para la próxima convocatoria.

“En la convocatoria del año pasado, el aumento había sido de 10 plazas, un 2 por ciento, y los pediatras ya consideramos que ese aumento era escaso”, explica el vicepresidente tercero de AEPap, Pedro Gorrotxategi. “Si el incremento del 2 por ciento estaba lejos de ser una medida efectiva a corto y mediano plazo para paliar el déficit de pediatras crónico a nivel nacional, el escaso incremento actual no tendrá previsiblemente ningún efecto”. Así mostraba su preocupación por un problema ya denunciado desde hace más de 20 años por las sociedades científicas pediátricas.

Asimismo, el experto añade que, si se analiza la evolución de las convocatorias MIR de los últimos cinco años, el aumento de plazas de Pediatría globales en la convocatoria ha sido del 32 por ciento y en las correspondientes a pediatría tan solo un 16,8 por ciento.

La AEPap publicó en 2019 un documento de posicionamiento, ¿Qué medidas fortalecen y cuáles debilitan la Pediatría de Atención Primaria? En el mismo ya se defendía el aumento de plazas de Pediatría en la formación MIR.

El problema de las plazas de Pediatría

Por su parte, la presidenta de la AEPap, Concepción Sánchez Pina, argumenta que “parece que la capacidad docente hospitalaria para la especialidad de Pediatría ha llegado al límite”. Por ello, “lamentamos esta situación porque no va en el buen camino del fortalecimiento de la Pediatría de Atención Primaria”. Para sortear este problema de formación, AEPap propone una serie de medidas novedosas encaminadas a asegurar el recambio generacional de estos profesionales sanitarios.

Así, los pediatras de Atención Primaria proponen más formación en los centros de salud para aumentar la capacidad docente y sortear el déficit de profesionales. Igualmente, proponen flexibilizar las rotaciones hospitalarias obligatorias y nombrar tutores docentes en Atención Primaria.