La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) subraya la importancia de esta vacunación en niños y niñas para protegerles de la COVID. En especial, a quienes presentan factores de riesgo. Aunque la población pediátrica presenta por lo general cuadros menos graves que otros grupos de edad, hay casos en los que es especialmente importante inmunizar.

Así lo ha puesto de manifiesto Pedro Gorrotxategi, vicepresidente de AEPap. “La mayoría de los niños y niñas pasan la infección por Covid-19 sin síntomas, con tos, secreciones nasales, dolores musculares, dolor de garganta y, a veces, un par de días de fiebre”. Sin embargo, “en algunos casos, tienen que ingresar en el hospital y unos pocos acaban en cuidados intensivos”.   Es por ello que ante la dudas de los padres sobre vacunar o no, Gorrotxategia afirma que la vacunación en este grupo de edad es “importante y necesaria”.

Los casos notificados durante toda la pandemia han sido 380.000 en menores de 10 años, de los que 3.400 han sido hospitalizados. De estos, 185 han ingresado en unidades de cuidados intensivos y han fallecido 17. Por tanto, el número de complicaciones es muy pequeño en comparación con las cifras de la población adulta. Sin embargo, los niños no están exentos de sufrir formas graves de Covid-19, de ahí la importancia de la vacunación en menores.

Importancia de la vacunación en niños

Vacunar a los niños y niñas de 5 a 11 años es especialmente importante en los menores con mayor fragilidad. Es el caso de aquellos que padecen enfermedades neuromusculares, metabólicas, cardiorrespiratorias u oncológicas. Este colectivo, hasta ahora no tenía la posibilidad de vacunarse, pero ahora pueden beneficiarse de esta vacuna. Asimismo, la AEPap hace también un llamamiento a intensificar los esfuerzos para llegar a los adolescentes aún no vacunados, para cubrir el mayor número de población posible.

Por último, la AEPap es consciente de la necesidad de llevar la vacuna a todos los países para combatir el virus. Así lo reitera su presidenta, Concepción Sánchez Pina. “Es extender la vacunación a los países con menos recursos, donde el número de personas vacunadas no llega al 10 por ciento”.

Cabe recordar que según una recienta encuesta realizada por Appinio, el apoyo a la vacunación por parte de los padres de estos menores es de un 74 por ciento. Mientras que un 13,7 por ciento sigue indeciso y un 12,3 por ciento asegura que no vacunará a sus hijos.