La Asociación de Economía de la Salud (AES) ha realizado análisis en profundidad del Anteproyecto de Ley de Medidas para la Equidad, Universalidad y Cohesión del Sistema Nacional de Salud. Este se presentó el pasado mes de noviembre. Tras el mismo, la AES plantea mejoras a la propuesta gubernamental.

No obstante, el  anteproyecto parece ignorar, según AES, el progresivo deterioro del SNS. Este se evidencia en “la pérdida del porcentaje de financiación pública, que ya está por debajo del 70 por ciento". También el aumento del aseguramiento privado, y el olvido del capital humano. Ejemplo de ello es el componente 18 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El mismo propone invertir en compra de aparatos, pero no lo hace en capital humano.

Entre los aspectos positivos del anteproyecto de ley AES destaca la refundación de las tres modalidades existentes (la cartera común, la suplementaria y los servicios accesorios) en una sola cartera común de servicios del SNS. Una situación que actualmente genera ciertas desigualdades entre Comunidades Autónomas

Mejoras a la propuesta gubernamental

El análisis y el documento han sido elaborados en el marco de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) del que forma parte AES. Así, sus recomendaciones se trasladan como “aportaciones constructivas para mantener vigorizado el Sistema Nacional de Salud (SNS)”.

Una de las principales reclamaciones de AES a la propuesta gubernamental es la necesidad de una evaluación continua de las políticas sanitarias. Así, lamenta “la ausencia histórica de una verdadera cultura evaluadora en la Administración española”. Igualmente, uno de los aspectos en que AES se detiene es el que establece la gestión pública directa como forma preferente para la prestación y gestión de servicios sanitarios y sociosanitarios, dejando como excepcional el recurso a otras formas de gestión.

El documento presentado por AES también pone de manifiesto la falta de cohesión y la quiebra de equidad en el acceso a la Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado (MUFACE). Este permite que amplios colectivos de empleados tengan derecho a recibir asistencia sanitaria por una aseguradora distinta al conjunto del SNS.