Un estudio colaborativo de varios centros españoles, en el que participan investigadores e investigadoras del CIBER de Epidemiología y Salud Pública en la Universidad Autónoma de Madrid, ha confirmado que algunos biomarcadores en sangre podrían predecir con años de antelación la aparición de diabetes asociada a estilos de vida no saludables.  Se trata de perfiles de metabolitos, detectables mucho antes de que surja la enfermedad.

En concreto, los investigadores observaron que cambios metabólicos tempranos relacionados con cinco estilos de vida podrían conducir a la diabetes tipo 2. En concreto, la dieta, actividad física, fumar, consumo de alcohol e índice de masa corporal. “Los resultados sugieren que cuanto más saludable es el estilo de vida menor es el riesgo de diabetes”, concluye en trabajo.

Asimismo, esta relación se explica sustancialmente por los metabolitos asociados al estilo de vida años antes del diagnóstico de diabetes. Así, gracias a los mismos sería posible identificar a personas que podrían beneficiarse de un tratamiento intensivo del estilo de vida.

Perfiles de metabolitos

La investigación ya está disponible en International Journal of Behavioral Nutrition and Physical Activity. En concreto, la misma se centró en evaluar la asociación entre la adherencia a un estilo de vida saludable con los perfiles metabolitos y la incidencia de diabetes tipo 2. Para ello, se analizaron los datos de 1016 pacientes participantes en el Estudio Hortega.

“En el cuerpo humano se producen miles de reacciones químicas a cada momento. En ellas intervienen pequeñas moléculas (metabolitos), organizadas en cadenas (vías metabólicas). Nuestros resultados indican que algunas de estas moléculas, como algunos lípidos, ácidos grasos, o los productos del metabolismo de las bacterias que tenemos en el sistema digestivo, explican hasta la mitad de los casos de diabetes que se evitan gracias al estilo de vida saludable” expone María Téllez-Plaza, científica titular del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III.

Estos resultados deben ser confirmados en otras poblaciones antes de incluirse en los protocolos de manejo y prevención de la diabetes tipo 2. Sin embargo, sugieren que la determinación de algunos perfiles de metabolitos puede ayudar a prevenir esta enfermedad.