Contenedores hospitalarios de un solo uso pueden disminuir infecciones intrahospitalarias