El nuevo presidente de la Asociación Psiquiátrica Mexicana (APM), el doctor Bernardo Ng Solis, en entrevista con El Médico Interactivo México, comentó que de acuerdo con diversos estudios internacionales, la depresión es un factor que puede empeorar las comorbilidades de los pacientes, favoreciendo la inflamación y el dolor crónico, lo que a su vez puede afectar en el riesgo suicida.

Hay datos que señalan que el 58% de la población tienen una condición médica, mientras el 25% del total de la población adulta tienen un trastorno mental y existen 68% de personas con trastornos mentales y condiciones médicas al mismo tiempo, lo que complicará el riesgo de mortalidad y dificultará la calidad de vida del paciente o el proceso de curación.

Ante el poco conocimiento de la salud mental desde la atención de primer contacto, la APM ha emprendido una gran labor con la intensión de capacitar a médicos generales a través del taller llamado DAS (Depresión, Ansiedad, Suicidio) en el cual pretenden capacitar a 200 médicos en cada estado con el apoyo de Laboratorios Pfizer.

El médico mencionó que hay un alto porcentaje de desconocimiento por parte de la población sobre el Trastorno Depresivo Mayor que se debe a la disfunción de diferentes niveles en el cerebro y está catalogada como la segunda condición crónica más común, después de la hipertensión arterial. El 45,5% de los pacientes que sufren ansiedad tendrán este trastorno depresivo en algún momento de su vida, de los cuales el 45,2% llegarán a sufrir discapacidad severa y el 16,4% desarrollarán ideación suicida.

“Hay tratamientos altamente efectivos como neuromodulación a través de la estimulación transcraneal y la terapia electroconvulsiva, que en nuestros días está severamente satanizada aunque tiene un alto índice de efectividad”, señaló.

A través de la Estrategia DAS, cuyo material fue realizado por la propia asociación, pretende alcanzar a 200 médicos por el Estado de la República, es decir, que ·nuestra meta final es de 3.200 médicos de primer contacto, los cuales a su vez podrán beneficiar a más pacientes ayudando con el diagnóstico de padecimientos mentales en miles de personas que no saben que los padecen”, afirmó.

Esta estrategia arrancó con el apoyo de un programa piloto en el cual se incluyeron 16 ciudades del país, que cerró en Ciudad Juárez y con el cual se habrán capacitado a 160 médicos.

Uno de los objetivos es romper con la brecha de la especialidad en la que el médico general podría no saber lo suficiente para sospechar. Es por eso que, “como presidente de la APM, busco que, nosotros como especialistas, les podemos dar las armas y el conocimiento necesario a los médicos de primer contacto para detectar este tipo de Enfermedades Crónicas No Transmisibles”, añadió.

Aproximadamente, en 30 días se publicará el calendario a través de la página de la APM.