La atención de una sepsis por un experto en enfermedades infecciosas reduce en un 40 por ciento el riesgo de muerte, según ha puesto de manifiesto un estudio llevado a cabo por investigadores estadounidenses y que ha sido publicado en la revista ‘Open Forum Infectious Diseases’.

La mortalidad hospitalaria fue un 40 por ciento menor entre los pacientes con sepsis severa y shock séptico cuya atención incluyó una consulta de identificación dentro de las 12 horas posteriores a su llegada a urgencias, en comparación con los pacientes no atendidos por un médico especialista dentro de ese plazo.

El estudio, que incluyó a 248 pacientes con sepsis grave observados entre 2017 y 2018, también encontró que las recetas de antibióticos para estos pacientes se suspendieron más rápidamente cuando se realizó una consulta de identificación temprana.

“Es muy importante usar antibióticos durante el menor tiempo posible para evitar al paciente los posibles efectos negativos del medicamento. Esa es realmente una forma crucial en la que las consultas sobre enfermedades infecciosas marcan la diferencia”, han dicho los expertos.