La Comunidad de Madrid ha anunciado algunas de las medidas contra los rebrotes, como el uso obligatorio de mascarilla y la previsión de una cartilla COVID. Ante las mismas, se han manifestado los médicos de la Atención Primaria madrileña. Para empezar, recuerdan que la OMS ya se posicionó en contra de cualquier pasaporte sanitario. En concreto, por aportar no solo confusión, sino implicar muchos problemas a nivel científico-técnico, ético, legal. Todo ello además de suponer un elemento de discriminación.

Mientras tanto, la realidad es que los servicios de salud pública no han sido reforzados hasta la fecha con las medidas necesarias. Además, “en mitad de la pandemia no tenemos rastreadores en número suficiente”, tal y como denuncia la plataforma ‘AP se mueve’. “Sanidad anuncia hoy a bombo y platillo que Madrid pasará de tener 1/47.080 a aproximadamente 1/23.000 habitantes cuando las recomendaciones en esta fase son 1/5500”.  Es decir, que las medidas anunciadas siguen siendo insuficientes. Igualmente denuncian que se desconoce su trabajo y que Atención Primaria no está coordinada con los mismos.

Las medidas en los centros de salud

Por otra parte, los centros de salud no tienen los prometidos refuerzos. Así, la consejería está “reordenando la asistencia”. Esto se traduce las medidas de  cerrar centros o turnos dentro de esos centros, o se insiste a los profesionales en doblar turnos para evitar el cierre de los centros. Mientras, nuevamente se habla de la reapertura parcial de IFEMA, incluso de un hospital temporal en Barajas.

“Recordemos que ya en mayo dijimos que no estábamos preparados para pasar a Fase 1 y pasamos. Estamos peor de lo que estábamos en mayo”. Así confirman que aunque tienen  PCR, y por el momento tienen EPI, lo que siguen sin tener son profesionales.