La Vocalía de Atención Primaria Rural de la Organización Médica Colegial (OMC) ha elaborado un documento de análisis y diagnóstico de la situación de la Atención Primaria Rural en España. El mismo abarca la situación previa, la pandemia y las lecciones aprendidas. Como principal conclusión, el documento señala que en el ámbito rural los médicos y médicas se ha enfrentado a los mismos problemas que los profesionales en ámbitos urbanos, pero con el dobles retos.

Estos son algunos como más pacientes, más burocracia, más aislamiento y menos medios. Todo ello ha provocado en muchos casos que los facultativos se hayan visto sobrepasados. Así, estas circunstancias han favorecido la desmotivación, abandono y agotamiento del personal de Atención Primaria.

Desde la Vocalía de AP Rural de OMC consideran que entre las lecciones más relevantes destacan que existe otra forma de trabajar y de ejercer la Medicina rural. Sin embargo, esta necesita de una mejor organización y coordinación para ofrecer mejores resultados.

Dobles retos durante la pandemia

La Atención Primaria en España viene sufriendo problemas de existencia desde hace varios años. Es por ello que durante la pandemia han tenido que afrontar dobles retos. Los provocados por la situación y los que venían arrastrando en los últimos años.

Es por ello que la Atención Primaria Rural necesita de medidas urgentes que puedan asegurar su permanencia. Hay que tener en cuenta que es clave mantener el derecho de todos los ciudadanos a una atención a la salud en condiciones de igualdad. Más si cabe en lo que denominamos España vaciada o vacía.

Las especiales condiciones de la “ruralidad” deben tenerse en cuenta y, por tanto, debe hacerse un análisis específico que contemple estos dobles retos. Este análisis sobre la nueva medicina rural después de la pandemia pretende colaborar al debate entre las instituciones implicadas.