“La brecha salarial es indignante”, concluyeron las especialistas que participaron en el encuentro organizado desde el Observatorio de Género y Profesión del CGCOM. “Además, la pandemia la ha aumentado hasta límites escandalosos”, recalcaron, con conocimiento de causa, los especialistas.

Bajo el título ‘Avanzando hacia el liderazgo femenino en la profesión médica’, se puso de manifiesto la necesidad de seguir avanzando en la igualdad de oportunidades en el ámbito sanitario.

La doctora María Eugenia Rodríguez Palop, vicepresidenta de la Comisión de Derechos de las Mujeres e Igualdad de Género en el Parlamento Europeo, mostró su preocupación por el “retroceso en la igualdad durante la pandemia”.

“Tenemos una directiva que establece que en los Consejos tiene que haber una correlación entre 40-60 mujeres/hombres, pero sigue sin cumplirse”, se lamentó. En su opinión, hay que reforzar los sistemas sanitarios para que la universalidad sanitaria beneficie a toda la población y, sobre todo, a las mujeres que siguen siendo el colectivo más vulnerable”.

Discriminación

En la UE supera el 16% y en las pensiones asciende al 37%.  “Queremos que las empresas nos informen sobre los salarios. Además, hemos pedido una directiva sobre salud mental”. Porque la experta sostiene que la deriva de problemas mentales tras la pandemia será muy importante “Hay siete millones de mujeres que han dejado de trabajar para cuidar a familiares; la cifra de hombres es ínfima”, explicó.

En el encuentro, Tomás Cobo, presidente del CGCOM, y María Andrés, directora de la Oficina del Parlamento Europeo en España, firmaron la adhesión de la corporación médica a la iniciativa de la Oficina del Parlamento Europeo #DondeEstánEllas.

María de Andrés fue contundente al señalar que a pesar de que las mujeres en Sanidad son el 76% de la plantilla, solo el 23% están en puestos directivos.

“Hay que empujar a la meritocracia”, remachó. “El retroceso de la presencia de mujeres en las webinares, en los seminarios, etc. ha sido brutal”, sentenció molesta. En su opinión, la firma realizada con el CGCOM supone un paso adelante, “porque hay que contar con los hombres para la lucha por la igualdad”.

Sin estigmatizar

Las mujeres, como comentó Tomás Cobo, tienen que estar en los puestos de dirección de la Sanidad pública, “no se puede prescindir de ellas”. En esta línea, De Andrés recalcó que no “quieren estigmatizar a los varones, todo lo contrario; deseamos que nuestros compañeros sanitarios nos apoyen”, insistió.

La doctora Manuela García Romero, vicepresidenta segunda y representante del Observatorio de Género y Profesión del CGCOM, expuso las líneas de actuación y trabajo de este observatorio. En este sentido, indicó que el Consejo tiene que velar por la equidad. “Es evidente que hay una feminización de la Sanidad; pero seguimos estando muy poco representadas en los puestos de decisión”.

Diferencia de salarios

“Hay una diferencia de unos 9.000 euros anuales entre los sanitarios hombres y mujeres en la Sanidad pública. Esto indigna”, insistió en señalar De Andrés.

El techo de cristal, según las expertas, está más presente que nunca. “Los roles se repiten; muchos proyectos que teníamos en marcha para programas se igualdad se han suspendido por la pandemia”, añadió García Romero.

En la jornada tuvo lugar también una mesa redonda sobre Mujeres en la Medicina, que contó con la participación de las doctoras María Isabel Moya García, presidenta del COM Alicante; Casanovas Llorens, decana de la facultad de Medicina de la Universitat de Lleida y Margarita Arandía García, vicesecretaria del COM Ourense.

La mesa estuvo moderada por el doctor Cosme Naveda Pomposo, presidente del Colegio de Médicos de Bizkaia (COMB), un profesional muy sensibilizado sobre la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres en el ámbito sanitario.