La cirugía metabólica, como el bypass gástrico y la cirugía de manga gástrica, no solo son efectivas para tratar la diabetes tipo 2 y la obesidad. Según un nuevo estudio dirigido por Erik Stenberg, de la Universidad de Örebro, en Suecia, publicado en ‘PLOS Medicine‘, también tiene beneficios para las personas con obesidad que tienen presión arterial alta y puede reducir su riesgo de ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y muerte.

Se ha demostrado que la cirugía metabólica reduce el riesgo de muchas afecciones que suelen acompañar a la obesidad, como la diabetes tipo 2, el colesterol alto y la apnea del sueño, pero no estaba claro si la cirugía también es eficaz para tratar la presión arterial alta.

Para evaluar si la cirugía metabólica tiene beneficios para los pacientes con obesidad e hipertensión arterial, los investigadores compararon dos grupos de personas con estas afecciones: uno sometido a una cirugía metabólica y un grupo de control que no.

Los individuos se emparejaron por edad, sexo y ubicación, y los investigadores consideraron factores adicionales, como otras condiciones de salud y niveles educativos.

Eventos cardiovasculares

El grupo que se había sometido a una cirugía metabólica tenía un riesgo menor de un “evento cardiovascular adverso importante”, como un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco o un paro cardíaco, y tenían un riesgo menor de morir por cualquier motivo.

En general, el 3,2% del grupo que se sometió a cirugía experimentó un evento cardiovascular adverso importante, en comparación con el 4,5% del grupo de control.

El nuevo estudio sugiere que la cirugía metabólica es eficaz para tratar la hipertensión en personas con un IMC = 35 kg / m 2. La cirugía metabólica puede no ser una solución global a la epidemia de obesidad, pero con estas enfermedades relacionadas que causan tantas muertes en todo el mundo, la cirugía debe considerarse como una opción eficaz para el tratamiento de pacientes con obesidad e hipertensión arterial.