La transformación digital se ha convertido en uno de los ejes vertebradores para las políticas públicas que se implementarán en los próximos años en nuestro país. Prueba de ello es el “Plan Nacional de Recuperación, Transformación y Resiliencia” presentado por el Gobierno. Según el mismo, se destinará en torno al 33 por ciento de los fondos Next Generation EU a la digitalización. Todo ello provocado por el cambio que ha impulsado la pandemia de la COVID-19. No obstante, esta también ha supuesto una revolución en el sector.

Con el objetivo de profundizar en este hecho, el Observatorio Economía y Salud Boehringer Ingelheim del Centro de Estudios de Políticas Públicas y Gobierno ha presentado su primer informe. El mismo lleva como título de “La digitalización del Sistema Nacional de Salud”. Este realiza un análisis del estado actual del SNS. Para ello recoge los retos y las oportunidades que debe afrontar para su proceso de transformación digital.

Claves del futuro de la digitalización

En la presentación del informe intervenía María Dolores Rubio, directora-gerente del Hospital Universitario Príncipe de Asturias. La misma subrayaba que la digitalización resulta inaplazable en el caso de los pacientes crónicos complejos. No obstante, su abordaje se encuentra atomizado por especialidades y niveles de atención. Concretamente, considera que debe potenciarse toda aquella actividad que no requiera ser presencial y que, a su vez, genere información valiosa para el mejor manejo del paciente por el sistema, de forma integral.

Entre las conclusiones del informe destaca que la colaboración público-privada debe ser la piedra angular que impulse la digitalización. En concreto, por su incuestionable nexo con el impulso de proyectos innovadores. Muestra de ello, según los autores, es que el programa Next Generation está diseñado un fuerte anclaje en la colaboración público-privada.

Otras ideas en torno a la digitalización es que es fundamental establecer una línea divisoria entre la conversión al formato digital de trámites tradicionalmente analógico. Como ejemplo estaría la cita online. También es necesaria una verdadera transformación del modelo asistencial y los procesos que lo sustentan.