Con el objetivo de analizar y evaluar los nuevos modelos de financiación de medicamentos y proponer directrices de futuro para mejorar el acceso del Sistema Nacional de Salud (SNS) a los nuevos medicamentos coste-efectivos y con alto impacto presupuestario, la Comisión de Sanidad y Servicios Sociales del Congreso de los Diputados acaba de dar luz verde a la creación de una subcomisión específica para este fin.

Se trata de una propuesta de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea, que ha contado con la abstención del Grupo Popular  y que será el primer paso de una estrategia pública de transparencia en la investigación y desarrollo (I+D).

Así, la idea es que esta subcomisión financie con fondos públicos una investigación, para analizar la situación actual del modelo biomédico español, europeo y global de forma conjunta, precisando el papel de España en el diseño de alternativas, que favorezcan una I+D más vinculada a las necesidades de salud de la población. De esta forma, la ya creada subcomisión tendrá 9 meses para elaborar un informe de la situación actual.

Esta iniciativa parte de los problemas que hubo en el acceso a fármacos para algunos pacientes de hepatitis C, y tras el aumento de la factura farmacéutica de las Comunidades Autónomas, que en marzo del pasado año ascendió a 8.900 euros.

Unificar la carrera profesional

En esta misma reunión, la Comisión de Sanidad también ha aprobado una proposición no de ley por la que insta al Gobierno a impulsar la telemedicina en la Sanidad Pública, y otra para unificar el reconocimiento de la carrera profesional del personal sanitario una vez superada la crisis.

Francisco Igea, portavoz de Ciudadanos en Sanidad, manifestaba en este foro que “lo más urgente después de la crisis es recuperar a los profesionales” y uno de los primeros pasos es unificar la carrera profesional,  retribución sobre la que existe una importante desigualdad entre Comunidades Autónomas.

Por ende, esta iniciativa busca exigir a todas las comunidades que se cumpla con la Ley del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud y se tomen también medidas para que este reconocimiento “no suponga un menoscabo a la movilidad de los trabajadores públicos del sector sanitario en todo el territorio nacional”, según Igea.

En cuanto a la iniciativa propuesta  por el Partido Popular para potenciar la telesalud y la telemedicina,  está se pondrá en marcha mediante la elaboración de protocolos clínicos y organizativos para incrementar su uso como vía de comunicación médico-paciente y entre niveles asistenciales. En esta línea, se incluye la creación de iniciativas formativas, en coordinación con las comunidades autónomas, para mejorar la preparación de los profesionales sanitarios en lo relativo a la utilización de las tecnologías en la práctica y organización de la asistencia sanitaria.

Por último, durante la sesión celebrada este martes en la Cámara Baja los grupos parlamentarios han acordado también apoyar dos iniciativas para impulsar la especialidad de Psiquiatría del Niño y el Adolescente y replantear la especialidad de Enfermedades Infecciosas, en lugar de como Área de Capacitación Específica.