Con 34 votos a favor, 2 abstenciones y ningún voto en contra, la Comisión Mixta Congreso-Senado para el Estudio del Problema de las Drogas ha dado luz verde al informe que establece las bases de la futura Ley contra el consumo de alcohol en menores. El informe, que deberá seguir los trámites parlamentarios, asienta los contenidos que deberán ser tenidos en cuenta por el Gobierno para el desarrollo de la futura Ley, y después debatidos y aprobados en una nueva vuelta parlamentaria.

Cabe recordar que esta nueva ley incluye novedades como sanciones a los padres de los menores que beban, y, en caso de reincidencia grave, si se demuestra una actitud negligente de los padres, se aplicaría la normativa existente en el ordenamiento jurídico para la protección del menor.  Para que se pueda condonar la sanción, deberán participar junto con los menores en las actividades reeducativas que se les impongan como alternativa.

Asimismo, incluye otras medas como prohibir la venta y el consumo de bebidas alcohólicas en vía pública (botellón) salvo terrazas o áreas autorizadas y unificar criterios; prestar especial atención a la dispensación gratuita o no y a la venta de alcohol a menores en las fiestas con arraigo cultural o tradiciones y en eventos de gran confluencia; y, además, endurece las medidas contra cualquier tipo de local o comercio que vendan a menores, llegando a ser incluso clausurados.

También se recomienda establecer una regulación de horarios de venta en los establecimientos en los que no esté permitido su consumo inmediato, al igual que en la venta a domicilio y televenta. Por otra parte, propone revisar los impuestos especiales de todas las bebidas; e incluso que una parte de dichos impuestos sean finalistas, destinados al control de la oferta y a actuaciones preventivas y disuasorias del consumo o del tratamiento de los efectos adversos del mismo.

La opinión de los parlamentarios

Desde el Grupo popular, Jesús Ramón Aguirre ha destacado el consenso en el que se ha trabajado durante estos meses, y, al igual que el resto de grupos, ha señalado que “es responsabilidad de todos llegar a un consenso en beneficio de nuestros menores”. Por su parte, desde el PSOE, María Aurora Flórez Rodríguez ha recalcado que este documento  apuesta por “fomentar y contar con la participación de toda la sociedad”, partiendo de una Ley que esté basada en “un espíritu eminentemente educativo y pedagógico, que movilice el debate sin olvidar su carácter sancionador2.  Todo ello matizando que su apoyo al informe, “no es un cheque en blanco al Gobierno”, aclarando que “este es un problema de todos que necesita de un trabajo conjunto”.

De manera similar, desde Ciudadanos, María del Carmen Quintanilla Barba, ha pedido que se haga un “ley ambiciosa, útil y que límite el acceso de alcohol a los menores”, y para ello apuesta por que las Administraciones adapten “de manera conjunta y coordinada”,

Desde el Grupo Mixto, que ha votado a favor, han destacado que este informe es “fruto de un largo y duro trabajo”, y ha recordado la “educación y prevención” son “armas poderosas para solventar este problema cultural y de salud pública que preocupa”.