El Gobierno de Castilla-La Mancha  ha decidido hacer una apuesta por la Sanidad con un presupuesto de más de 7,5 millones de euros al día, lo que representa más de un tercio de los presupuestos totales de la región. Sin embargo, no solo basta con poner presupuesto, sino que es necesario mejorar la forma de gestionarlo. Con este fin, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha mantenido una reunión de trabajo con los equipos directivos tanto de la consejería de Sanidad, como del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM) y los delegados de la Junta en las cinco provincias, así como los delegados provinciales de Sanidad, para poner en común los objetivos en materia sanitaria para la nueva legislatura.

“Una distribución óptima de los recursos es fundamental para conseguir la sostenibilidad del sistema sanitario”, ha afirmado el consejero de Sanidad, agregando que para ello hay que centrarse en los principales retos a afrontar, como son el envejecimiento de la población, la prevalencia de las enfermedades crónicas y la dispersión de la población.

En la misma línea, Fernández Sanz ha matizado que  “tras cuatro años de recuperación de la Sanidad de Castilla-La Mancha, ahora es el momento de abordar la transformación del modelo y para ello consideramos la formación de nuestros profesionales una herramienta estratégica”, siendo este uno de los grandes objetivos. Para ello, durante este curso 2019-2020,  los hospitales y centros de salud del  SESCAM forman a más de 1.400 profesionales a través del programa MIR, FIR, EIR, PIR y BIR, siendo el número más elevado de la historia de la región.

Por último, el consejero ha recordado también que Castilla-La Mancha está inmersa en la construcción de nuevas infraestructuras sanitarias, destacando el nuevo Hospital Universitario de Toledo, la ampliación del hospital de Guadalajara, así como las construcciones del nuevo hospital de Cuenca, el hospital de Albacete y el de Puertollano. Actualmente en Castilla-La Mancha los ciudadanos cuentan con 18 hospitales, 203 centros de salud, más de 1.100 consultorios locales, 11 centros de Especialidades, Diagnóstico y Tratamiento y más de 25.000 profesionales para prestar asistencia sanitaria pública.