La Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA) ha organizado la I Jornada de Salud Bucal y Cesación Tabáquica. En la misma se ha puesto de manifiesto que la consulta dental es un lugar idóneo para prevenir el tabaquismo y para identificar a pacientes fumadores. Además, puede resultar crucial para motivar a muchas de estas personas a hacer frente a esta enfermedad. Igualmente, para colaborar en la puesta en marcha y seguimiento de medidas oportunas de cesación tabáquica.

De esta forma, cabe reseñar que en la consulta dental es fácil identificar a los fumadores. No obstante, hay signos inequívocos del consumo de tabaco en la boca y también se pregunta al realizar la indispensable historia clínica. Esta tarea puede resultar aún más exitosa si se basa en la colaboración interdisciplinar. Así se ha puesto de manifiesto en este foro. Este ha reunido a expertos de diferentes sociedades médicas, farmacéuticas, asociaciones de pacientes, de higienistas dentales y sociedades odontológicas.

Cesación tabáquica

El consumo de tabaco es la principal causa de enfermedad y muerte prevenible en el mundo. A pesar de que la población está informada de sus efectos devastadores en la salud y de las graves repercusiones económicas, sigue fumando un alto porcentaje de la población. En España, este ronda el 22 por ciento. Al respecto aportaba más datos Leyre Gaztelurrutia, secretaria de la Junta Directiva del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) y farmacéutica comunitaria. “Se advierte un lento descenso en el consumo de tabaco en los últimos años (desde campaña 2010) y por la COVID-19, pero nos preocupan el aumento de otras formas nuevas de consumo”. De hecho, las nuevas formas de consumo, como los cigarrillos electrónicos y el tabaco calentado, son tan tóxicas como los cigarrillos normales.

En cuanto a la cesación tabáquica, destaca el ámbito de la Atención Primaria, como informa Raúl de Simón, coordinador del Grupo de Trabajo de Tabaquismo de SEMERGEN. “El 90 por ciento de los médicos tratan habitualmente a los pacientes que quieren dejar de fumar.  Un 77 por ciento de estos muestran una predisposición elevada a la prescripción de fármacos”.  En comparación, según apostilla Regina Izquierdo, “en el ámbito de la consulta dental, aunque un porcentaje alto de dentistas se interesa por el paciente y preguntan sobre su conducta frente al tabaco, hasta ahora sólo unos pocos profesionales de la Odontología participan y se implican en programas de cesación tabáquica”.