Pfizer en colaboración con la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) ha organizado su V Seminario para periodistas, como antesala a la Semana Mundial de la Inmunización. Este año, la fecha se conmemora del 24 al 30 de abril con el lema ‘Vacunas, en pos de una larga vida bien vivida’. Durante este encuentro se ha llegado a dos conclusiones. La primera es que la COVID-19 ha mejorado la concienciación sobre la vacunación en adultos. La segunda es que, pese a esto, es necesaria una concienciación sobre la vacunación de los profesionales que atienden a pacientes adultos. En concreto, para aumentar las tasas de vacunación en este colectivo.

No hay que olvidar que el coste anual de las infecciones prevenibles por vacunación en adultos mayores de 45 años asciende a 134,1 millones de euros. Del mismo, el 44 por ciento es debido a la enfermedad neumocócica.

A este respecto se pronunciaba Federico Martinón, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. “Como adultos debemos de asumir un papel activo y responsable en el autocuidado de nuestra salud, y como parte de ello, incorporar las vacunas a nuestro modo de vida saludable, del mismo modo que el ejercicio físico o la alimentación sana”.

Concienciación sobre la vacunación en los adultos

Por su parte, Ángel Gil, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, insistía en que la carga económica directa de estas patologías. Especialmente de la enfermedad neumocócica, la gripe, el herpes zoster o la tosferina en adultos de 45 años o más es alta en España. Por ello, una mayor concienciación sobre la vacunación en los adultos, y un aumento de las tasas, podría reducir estos costes económicos.

Así, según el experto, el coste previsto de la vacunación a lo largo de toda la vida se estimó en 726,06 euros por cada mujer sana . Asimismo, es de 625,89 euros por cada hombre sano durante el 2019. En cambio, en personas con las condiciones de riesgo que requieren mayor número de vacunas osciló entre 982,99 y 1.815 euros por persona, según los datos que arroja un reciente estudio. “Teniendo en cuenta el relativo bajo coste de la vacunación a lo largo de toda la vida y los importantes beneficios para la salud que conlleva la vacunación, podemos afirmar que esta medida es útil y rentable”.