La COVID-19 se ha cobrado la vida de 112 médicos “en el ejercicio de su profesión”. Así lo ha indicado el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), que considera “una cifra triste y estremecedora”.

“Cada 72 horas la profesión médica ha perdido a un compañero por hacer frente a la pandemia desde su puesto de trabajo. Es la cifra más alta entre todos los profesionales sanitarios de España”, ha indicado el Consejo en un comunicado.

Asimismo, la entidad colegial que preside Tomás Cobo ha enviado “recuerdo y cariño a los cientos de compañeros que aún siguen luchando con las complicaciones de esta enfermedad. También a los miles que están dando lo mejor de esta profesión en estos momentos”.

Profesión de riesgo y la COVID-19

El Consejo ha recordado su petición de que la profesión médica sea declarada profesión de riesgo en España. También ha solicitado la inclusión de la enfermedad por coronavirus como enfermedad profesional de forma permanente. Esta enfermedad, procedente de la dedicación laboral, debe insertarse en un ejercicio de riesgo continuado.

“Es muy elevado el número de trabajadores sanitarios contagiados y fallecidos por COVID-19 como consecuencia del ejercicio de su profesión. Por todo ello, y en memoria de los compañeros que ya no están, de todos aquellos que sufren y han sufrido las consecuencias de esta enfermedad y de aquellos que se encuentran en primera línea, el CGCOM demanda a la Secretaria de Estado de la Seguridad Social y Pensiones que se reconozca a la profesión médica como profesión de riesgo”, han dicho los médicos en el comunicado.

Colegiados de honor nacional de la OMC

Asimismo, la Organización Médica Colegial (OMC) ha anunciado que concederá a todos los médicos fallecidos por la COVID-19 la condición de colegiado de honor nacional con emblema de plata. Este reconocimiento “a su labor y entrega” parte de una propuesta de la Comisión Permanente del CGCOM.