España comenzará a cambiar el sistema de vigilancia y control de la COVID-19 una vez se haya superado la sexta ola, “nunca antes”. Así lo ha manifestado la ministra de Sanidad, Carolina Darias. Según la misma, “la enfermedad pandémica poco a poco va adquiriendo características de endemia”. Por ello, Darias ha puesto de relieve la necesidad de “anticipar nuevos escenarios”.

“Tenemos que comenzar a valorar la adaptación a un nuevo sistema de vigilancia y control de la COVID-19 una vez superada la sexta ola, nunca antes", ha añadido la ministra. En esta misma línea ha valorado la situación de la mascarilla en exteriores. A este respecto ha especificado que se trata de “una medida muy temporal”. La titular de Sanidad ha recordado que se adoptó mediante real decreto, al tiempo que ha informado de que esta norma ha sido imitada por otros países tras la adopción de la misma en España.

Por otra parte, también se ha referido a la fijación del precio máximo de los test de autodiagnóstico Covid. En concreto, la ministra ha indicado que será mañana, tras la Comisión Interministerial, cuando se comunicará el acuerdo alcanzado respecto al precio. Asimismo, ha señalado que la intención del Gobierno es “que sea el precio más asequible posible”.

La COVID-19, de pandemia a endemia

Respecto a tratar la COVID-19 como una endemia, todo apunta a un cambio de vigilancia de la emergencia a una vigilancia sostenida. Esta se hará de la mano de expertos. Así, Darias ha explicado que este proceso de valoración de una posible modificación de la estrategias actuales ya lo han iniciado las personas expertas de la Ponencia de Alertas del Consejo Interterritorial. Al mismo tiempo se está promoviendo este debate con los socios europeos. Todo ello siempre con cautela, “porque la COVID todavía es capaz de seguir impactando en nuestras vidas y en nuestros sistemas de salud”.

En cuanto a los datos que justifican este paso de pandemia a endemia, Darias ofrecía algunas cifras de la sexta ola. No obstante, ómicron está siendo una variante más leve que las anteriores. De los casos infectados entre el 13 y el 26 de diciembre, se habían hospitalizado menos del 2 por ciento. Esta es una cifra menor que el 6 por ciento notificado en los dos meses anteriores. También difiere del 8 por ciento registrado en la tercera ola de enero de 2021. “Esta misma evolución descendente se observa en la probabilidad de ingreso en UCI y en la letalidad en todos los grupos de edad”, ha añadido la ministra de Sanidad.

“Resulta evidente que, a pesar de esta sexta ola, la situación no es igual a otras olas anteriores. Las altas coberturas vacunales, la presencia cada vez más alta de Ómicron y las incidencias que hemos tenido están cambiando progresivamente la epidemiología de la COVID-19”, ha expresado Darias. Sobre esta cuestión, ha recordado que se han puesto a disposición de las Comunidades y Ciudades autónomas de un total de 150 equipos móviles de vacunación del Ministerio de Defensa.